Una nueva falla en el Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro ocurrió ayer por la noche. Alrededor de las 20:00 horas de este lunes 20 de abril, un tren que circulaba de Politécnico a Pantitlán, de la Línea 5, presentó un desprendimiento del enganche auxiliar cuando llegaba a la estación Consulado.

Al momento del incidente el vagón transportaba pasajeros, por lo que tuvo que ser desalojado sin que se presentaran personas lesionadas, confirmó el STC Metro a El Economista.

El Metro ordenó el retiro de la unidad a la zona de talleres donde se realiza una supervisión al enganche del tren, a fin de determinar la causa de su desprendimiento.   

Las autoridades del Metro mencionaron que el servicio en la Línea 5 no se vio interrumpido, por lo que desde ayer opera con normalidad.

También aclararon que en ningún momento se presentó un choque o impacto de trenes, y que el rompimiento del cristal del tren se debió a que el enganche se desprendió y rompió el parabrisas.

El 11 de marzo pasado ocurrió un choque de trenes en la estación Tacubaya de la Línea 1 del Metro, lo que dejó un saldo de una persona fallecida y 41 lesionados.

El 1 de abril, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, a través de su vocero, Ulises Lara, presentó un dictamen sobre el incidente, el cual dijo que se debió a omisiones y errores del conductor del convoy 33, así como de una operadora del Puesto Central de Control, quienes actualmente se encuentran presos.

Sin embargo, días después, integrantes del sindicato del Metro ofrecieron una videoconferencia en la que desmintieron el dictamen que presentó la Fiscalía. Eduardo Serrano, conductor del STC, dijo que el tren 33 que provocó el accidente tenía la indicación de no circular porque anteriormente había presentado una falla en la baja de presión de la tubería de equilibrio, parte importante para el frenado neumático.

El STC Metro ofreció que en breve se darán a conocer las causas que originaron el incidente de este lunes 20 de abril en la Línea 5.

jmonroy@eleconomista.com.mx