Senadoras del PRD y del PRI amenazaron con tomar la tribuna de la Cámara si el suplente de Mónica Arriola Gordillo, Manuel Cárdenas Fonseca, rendía protesta como legislador, pues con ello se consentiría un caso más de juanitas .

Las senadoras, encabezadas por Angélica de la Peña, pidieron a la Mesa Directiva que no tome protesta al suplente de Arriola, legisladora que falleció hace dos semanas víctima de cáncer. Advirtieron que está prohibido que una legisladora tenga a un hombre como suplente, candado que se puso desde el 2011 para evitar a las juanitas ; es decir, las mujeres que dejan su cargo para cederlo a un hombre y con ello burlar la equidad de género.

Incluso Mirna Isabel Saldívar Paz, quien fue la tercera en la lista de senadores plurinominales del Partido Nueva Alianza, en el 2012, presentó el jueves pasado un juicio para la protección de los derechos político-electorales ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, al argumentar que el lugar que dejó Mónica Arriola le corresponde.

A través del expediente SUP-JDC-1186/2016 se impugna la omisión del presidente del Senado, Roberto Gil, de convocar a Saldívar Paz como senadora suplente de Mónica Arriola, hija de la exlideresa magisterial Elba Esther Gordillo. El magistrado ponente del caso será Pedro Esteban Penagos López.

No obstante, el vicepresidente del Senado, Luis Sánchez, argumentó que en el 2012, el entonces Instituto Federal Electoral envió al Senado la lista de legisladores por la vía plurinominal que le correspondía a cada partido.

Así, al Partido Nueva Alianza le correspondía un lugar con Arriola Gordillo y con Manuel Cárdenas Fonseca como suplente, caso que no se impugnó en su momento a pesar de que era contrario a la paridad de género.

Ahora pelea el escaño Saldívar Paz, quien fue titular del Comité Nacional de Vigilancia, Transparencia y Rendición de Resultados del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, y trabajó junto a Francisco Arriola Urbina, padre de Mónica Arriola.

Mientras tanto, Manuel Cárdenas Fonseca, exdiputado federal, se quedó en los pasillos del Senado, pues esperaba rendir protesta como legislador este martes.

tania.rosas@eleconomista.mx