Con el fin de que los jóvenes no sean captados por el crimen organizado, el gobierno federal puso en marcha el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, el cual otorgará una ayuda mensual de 3,600 pesos a mexicanos de entre 18 y 29 años que no estudian y no trabajan, a cambio de que se capaciten en un centro laboral.

Para su arranque, el gobierno federal destinó 44,000 millones de pesos que se prevé que beneficiarán a 1,100 jóvenes, aunque la meta es alcanzar a 2.6 millones de mexicanos.

Aunque el programa inició el pasado 10 de enero, previamente se realizó un censo, “tocando puerta por puerta, casa por casa” para invitar a los jóvenes a participar en el que se considera que podría ser el proyecto estrella de la administración de Andrés Manuel López Obrador.

Los jóvenes podrán solicitar una beca de 2,400 pesos para continuar sus estudios y de 3,600 pesos mensuales mientras se capacitan en centros de trabajo del sector privado, público o social. Además del pago mensual, podrán ser beneficiarios del Instituto Mexicano del Seguro Social.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que además de dar capacitación laboral a los jóvenes, el programa busca evitar que la juventud sea captada por el crimen organizado.

Asimismo, expuso que tendrá un efecto moralizador porque ya no se discriminará ni marginará más a los jóvenes; ahora se les garantizará el derecho al trabajo y a la educación.

El mandatario aseguró que lo único que hicieron “los anteriores gobiernos del viejo régimen fue tacharlos, llamarles ninis, que ni estudian ni trabajan, como si fuese responsabilidad, culpa de los jóvenes. No hicieron nada por ellos”.

Aseguró que el programa no limitará el número de jóvenes que quieran ser capacitados.

Ya se autorizaron 44,000 millones de pesos para este programa para atender a más de 1 millón de jóvenes en una primera etapa, pero se continúa y, si pasamos de la meta de 2 millones 600,000, va a haber presupuesto, porque lo que queremos es que los jóvenes tengan garantizado el derecho al estudio y el derecho al trabajo.

39,000 empresas se suman al proyecto

La secretaria del Trabajo y Previsión social, Luisa María Alcalde Luján, informó que hasta el arranque del programa se habían firmado convenios de colaboración con alrededor de 39,000 empresas en todo el país para otorgar tutores a los jóvenes que recibirán capacitación.

Explicó que poco a poco aumentará la vinculación de jóvenes con tutores, hasta llegar a la meta de 2.6 millones.

Ha llegado la hora de que los jóvenes constructores del futuro aporten su talento y energía para que este país cambie de una vez por todas, aseveró la titular de la STPS durante el arranque del programa, puntualizó.

Asimismo, comentó que al programa también se sumaron pequeños empresarios, con lo que toma fuerza la frase tantas veces repetida por el presidente de México: “sólo el pueblo puede salvar al pueblo”.

Porque éste no es un programa que le pertenezca a un gobierno, mucho menos a una secretaría. Este programa le pertenece y lo hacen realidad todas y todos los mexicanos, expresó.

Entre las empresas que se han sumado al programa Jóvenes Construyendo el Futuro se encuentran Aeroméxico, Sanborns, Banorte-IXE, Bonafont, Coca-Cola Femsa, Cinépolis,Grupo México, ADO, Alpura, Alsea, América Móvil, AT&T, Banco Azteca, Dell, Oxxo, Pepsico y Kimberly-Clark.

[email protected]