El Partido Revolucionario Institucional (PRI) está obligado a reflexionar sobre las causas que influyeron para obtener el resultado en la pasada elección, donde los votantes fueron claros al rechazar el proyecto que propuso el partido tricolor, afirmó Claudia Ruiz Massieu, presidenta nacional del PRI.

Incluso, dijo la dirigente nacional del PRI, durante el periodo de reflexión y diagnóstico se podría discutir y evaluar un eventual cambio de nombre del partido, todo se pondrá sobre la mesa, indicó.

En entrevista para la Red de Radio Red, Ruiz Massieu dijo que después del resultado del pasado 1 de julio, en el PRI se ha iniciado un proceso natural de reflexión y diagnóstico sobre las causas que influyeron para que se obtuviera un resultado como el que logró en la pasada contienda, en el cual muy claramente la ciudadanía les dijo que esa forma hacer política, ese proyecto que se propuso, no era lo que querían.

Lo primero que Ruiz Massieu deberá hacer es, una vez que concluya la calificación de la elección presidencial, cuenta con 60 días para convocar al Consejo Político Nacional, con el objeto de definir a la persona que concluya el periodo de la dirigencia de Manlio Fabio Beltrones, que termina en agosto de 2019.

El año entrante, cuando concluya el periodo estatutario en 2019, otra vez se reunirá Consejo Político Nacional para elegir una nueva dirigencia de cuatro años, que será la que va a instrumentar las reformas de fondo del partido, mismas que se deliberarán a lo largo de este año.

Explicó que el proceso de deliberación y reflexión tomará un tiempo y llevará a definir la reforma de fondo que tendrá que hacer el partido, donde es claro, señaló, que en el siglo XXI el PRI tiene que readaptarse a la realidad de la sociedad para poder recuperar la confianza ciudadana.

"En este sentido, todo el priismo está en ese proceso que, sabemos, será largo, autocrítico, muy profundo, para replantearnos lo que haremos tras el resultado que obtuvimos", señaló.

Ruiz Massieu precisó que tal como lo buscaba su padre José Francisco, quien fue secretario general del PRI, ella pondrá énfasis en renovar al partido con gran pluralismo, con debate de ideas.

Sobre un posible cambio de nombre del PRI, dijo que en el partido no están cerrados a nada, pero todo proceso no es decisión de una persona, por lo que se deberá discutir, puesto que el nombre es reflejo de una ideología y llamó a concretar a una reforma de fondo.

erp