Los estados de Chiapas, Estado de México, Oaxaca, Puebla y Veracruz concentraron durante el 2018 aproximadamente 44% de la población que vive en situación de pobreza; mientras que durante el mismo periodo, 63% de la población en pobreza extrema del país se ubicó en Chiapas, Guerrero, Estado de México, Oaxaca y Veracruz, plasmó el informe anual sobre la situación de pobreza y rezago social de las entidades, municipios y demarcaciones territoriales para el ejercicio fiscal 2020 de la Secretaría de Bienestar.

En términos absolutos, señala el documento publicado en el Diario Oficial de la Federación, del 2010 al 2018 el número de personas en pobreza aumentó en 12 entidades, de las cuales destacan el Estado de México, Veracruz, Chiapas, Morelos y Puebla.

Por otro lado, en Veracruz y Morelos se observó un incremento en 4.2 y 7.6 puntos porcentuales de las personas en condición de pobreza, respectivamente.

De manera simultánea, en Nuevo León, “entidad con niveles consistentemente bajos”, se registró una disminución en 6.5 puntos porcentuales. Como resultado de ello, las brechas entre entidades en materia de pobreza se agudizaron.

Al analizar los resultados sobre las carencias que enfrenta la población se observa que, en el 2018, Chiapas, Guerrero y Oaxaca se encontraron en la misma situación que en el 2010, es decir, presentaron las incidencias más altas en carencia por acceso a la seguridad social, carencia por calidad y espacios de la vivienda y carencia por acceso a los servicios básicos en la vivienda.

[email protected]