El cardenal de Guadalajara, Juan Sandoval Iñiguez, negó que haya sido designado por el Vaticano para reestructurar la congregación de los Legionarios de Cristo.

Ante informaciones de prensa que señalaban su nombramiento como comisario de la refundación de esa congregación, Sandoval Iñiguez indicó que si el papa Benedicto XVI le permite elegir, él se negaría a encabezar dicha labor, aunque en caso de que se lo ordenara, aceptará.

En entrevista radiofónica, consideró que no es momento de hacer conjeturas sobre la posibilidad de dicho nombramiento, pues la única información que tiene sobre el tema es la que se ha difundido en los medios de comunicación.

A las preguntas del periodista Sergio Sarmiento, el prelado expuso que la decisión del Vaticano es independiente a las observaciones de los obispos visitadores que indagaron las denuncias contra el fundador de la Legión de Cristo, Marcial Maciel, aunque confió que las conclusiones ofrecidas serán analizadas de manera detallada.

Por su parte, la Confraternidad de Iglesias Cristianas Evangélicas (Confraternice) consideró que las autoridades mexicanas deben iniciar de oficio una investigación y demandar a la Iglesia Católica los expedientes para ejercitar acción penal contra los religiosos acusados de pederastia.

Arturo Farela Gutiérrez, presidente de la Confraternice, indicó que si el gobierno mexicano ha tomado la bandera de la legalidad y del Estado de derecho las autoridades deben investigar haciendo uso de las facultades que les confieren la Constitución, el Código Penal Federal y la misma la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público.

En un comunicado, indicó que "la red de coautores, cómplices y encubrimientos nacionales y extranjeros son suficientes para determinar incluso la presencia de una estructura criminal que nuestro derecho identifica como delincuencia organizada, o en su caso asociación delictuosa".

Lo anterior, dijo, a pesar de que es evidente que la Iglesia Católica en México u otros países no entregará los expedientes al Ministerio Público para que investigue y consigne ante los tribunales las conductas delictivas cometidas en el seno de los Legionarios de Cristo.

Destacó que el Senado presentó un proyecto de reforma al Código Penal Federal para incrementar la pena por la comisión del delito de pederastia, pero es necesario también que todos los estados del país y el Distrito Federal efectúen las reformas correspondientes sobre el tema.

Asimismo consideró que el cisma que causa a la Iglesia Católica el asunto de la pederastia se debe a la red de complicidades, ya que si se tratara de una conducta aislada no repercutiría en la estructura cupular.

Ese problema, añadió, repercute en la cúpula de la Iglesia de Roma "porque es sabido a voces que son muchos los integrantes de esa cúpula de la jerarquía católica de México y del Vaticano que estaban informados de las conductas criminales de Marcial Maciel y la complicidad de muchos de sus jerarcas".

apr