La Secretaría de Salud federal descartó que le hayan sido robadas vacunas rusas Sputnik V, y  confirmó que las sustancias encontradas y suministradas en Campeche son una falsificación de los biológicos contra la Covid-19, situación por la cual está abierta una investigación por parte de la Fiscalía General de la República (FGR).

“La Cofepris es muy puntual a decir: estos frascos, estas dosis incautadas no pertenecen a ninguno de los lotes o de las vacunas que en su momento pasaron por las revisiones tanto de ingreso al país como los controles de calidad, y no pertenecen a ninguno de los lotes que se distribuyeron a las 32 entidades federativas o específicamente donde se haya enviado la vacuna Sputnik V”, dijo el director general de Epidemiología de la Secretaría de Salud, José Luis Alomía.

Cabe destacar que trabajadores de la maquiladora Karim's en Campeche dijeron que unos 1,000 trabajadores de esa compañía fueron inoculados con supuestas vacunas Sputnik V, y que ninguno ha presentado una reacción adversa. La FGR ya investiga a Mohamad Yusuf Amdani Bai, dueño de la maquiladora.

El 18 de marzo pasado, elementos del Ejército y funcionarios del Servicio de Administración Tributaria (SAT) localizaron dentro de una aeronave particular apostada en el aeropuerto de Campeche, misma que se dirigía a Honduras, un total de 1,155 frascos con dosis falsas de la vacuna rusa Sputnik V contra Covid-19, equivalente a 5,775 dosis.

José Luis Alomía dijo que durante la conferencia de prensa en Palacio Nacional, que la Fiscalía General de la República (FGR) requirió a la Comisión Federal de Prevención Contra Riestgos Sanitarios (Cofepris) en coadyuvancia para indagar las vacunas falsas Sputnik V en Campeche.                   

“Está participando de manera activa a solicitud de los Ministerios Públicos y de la Fiscalía General de la República, y ha sido requerida su intervención obviamente por su aporte técnico en el tema para trabajar en la investigación que se está llevando a cabo”, sostuvo.

Afirmó que la Cofepris ya realizó un análisis del contenido de  la sustancia contenida en los frascos hallados en Campeche, aunque no reveló detalles sobre lo encontrado, pues dijo que forma parte de la investigación de la FGR.  

Alomía indicó que en este momento no hay ninguna empresa que cuente con los permisos de Cofepris para la importación de vacunas contra coronavirus, por lo que “cualquier vacuna que esté en este momento en el país, que no forme parte de la estrategia nacional de vacunación, que no haya pasado por las revisiones aduaneras correspondientes y por las revisiones de seguridad y técnicas de la Cofepris, se debe considerar como una vacuna falsa, o como una vacuna que ingresó ilegalmente al país, y que obviamente nadie puede garantizar ni la seguridad ni la eficacia de esa vacuna”, dijo.  

Finalmente, comentó que las Secretaría de Salud podría imponer sanciones a personas físicas o morales que participaron en la elaboración y aplicación de vacunas falsas Sputnik V, pero hasta el final de la investigación de la Fiscalía, y sólo si hubiera alguna responsabilidad. 

kg