El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, anunció que el presidente Enrique Peña Nieto ordenó el retiro de Alfredo Castillo Cervantes como comisionado federal en Michoacán.

Durante el evento Evaluación Plan Michoacán: Juntos o vamos a lograr, Osorio Chong sorprendió al dar a conocer que el presidente ordenó la salida de Alfredo Castillo a un año de su nombramiento, debido a las voces que buscan opacar y politizar los resultados de la Comisión para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán que encabezaba Castillo.

Osorio enfatizó el trabajo de Castillo en Michoacán, y destacó que se designó a un mando especial de seguridad para Michoacán, a cargo del general Felipe Gurrola Ramírez, quien será responsable de coordinar con autoridades estatales y municipales el trabajo de los más de 6,000 elementos de las fuerzas federales que seguirán presentes en el estado.

El anuncio se dio unos días después de que los precandidatos del PAN y PRD al gobierno de Michoacán, Luis María Calderón y Silvano Aureoles, respectivamente, pidieron la salida de Castillo por considerar que su figura ya estaba muy desgastada.

Durante el evento, Alfredo Castillo Cervantes aseguró que Michoacán no es ningún Estado fallido, y que su nombramiento fue para evitar que el estado tomara esa condición, pues reconoció que cuando llegó en enero del 2014, en Michoacán el grupo criminal Los Caballeros Templarios nombraba a los secretarios de seguridad en los municipios, cobraba moche sobre los contratos de obra pública, derecho de piso en comercios y controlaba los centros penitenciarios y la extracción minera, además de que secuestraba, violaba y desaparecía a mujeres.

Esta infiltración, y por qué no decirlo, hasta complicidad del crimen organizado, llegó inclusive a las más altas esferas del gobierno estatal y a varios gobiernos municipales , admitió.

Enfatizó la detención del ex gobernador interino y secretario de Gobierno, Jesús Reyna; de Rodrigo Vallejo Mora, el hijo de ex gobernador; así como 225 servidores públicos en todo el estado; tres ex secretarios de estado, ocho presidentes municipales, un tesorero, dos síndicos, 11 directores municipales de Seguridad Pública, tres subdirectores de Seguridad Pública Municipal, ocho policías ministeriales, 29 policías estatales y 150 policías municipales.

Aseguró que la estructura criminal de los mal llamados Caballeros Templarios está prácticamente desarticulada. La gran mayoría de la dirigencia criminal ha sido abatida o capturada .

Afirmó que se detuvieron 32 jefes de plaza y se abatieron a los dos principales jefes del grupo delincuencial: Nazario Moreno González El Chayo y Enrique El Kike Plancarte, quienes eran los verdaderos líderes y no Servando Gómez La Tuta: Nunca fue el verdadero líder de esta organización criminal, sino que fue la figura mediática que asumió este rol para permitir que el verdadero líder, Nazario Moreno, abatido, (operara). Servando Gómez La Tuta pasó de ser la figura mediática a un delincuente furtivo. Existe pero ya no da la cara , aseguró.

En entrevista posterior en radio, Alfredo Castillo -cuya salida de Michoacán tuvo efecto mismo- reconoció que la figura del comisionado ya estaba muy desgastada en el estado, y reveló que su salida estaba ya platicada con el secretario de Gobernación desde diciembre pasado, pero el enfrentamiento en La Ruana que dejó 11 muertos pospuso su retiro hasta este jueves, cuando el presidente Enrique Peña Nieto le pidió su salida para incorporarse a otras tareas en el gabinete federal.

Ya podemos salir a comer tacos

El gobernador interino, Salvador Jara, quien deberá asumir plenamente las funciones de seguridad, dijo que en Michoacán ya se puede salir a comer tacos a las 3 de la mañana , aunque reconoció que las cenizas por el fuego que se vivió en Michoacán no se han apagado del todo.

Es como la flama de un incendio que apenas se apaga, pero las cenizas incandescentes siguen allá abajo, y están prestas a volver a encenderse en cuanto tocan un pedazo de madera.

Eso pasa en Michoacán, no podemos bajar la guardia. Tan no la podemos bajar que saben ustedes (que) los últimos acontecimientos en Tierra Caliente nos recordaron que el cáncer no se va fácilmente aunque hayamos tenido una quimioterapia , sentenció.

jmonroy@eleconomista.com.mx