La aplicación de la evaluación universal a los 550,000 maestros de primaria del país continúa sin tener fecha definida, ya que al término de la reunión privada sostenida ayer por la mañana entre el Grupo de Trabajo para el Programa de Evaluación de Docentes de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), no se dieron a conocer los temas tratados ni hubo declaraciones de los participantes.

La disputa entre la dependencia y el sindicato magisterial recae en que este último considera a dicho mecanismo de diagnóstico de habilidades y competencias del personal docente como no integral, siendo que en mayo del 2011 el entonces secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio, y la dirigente del SNTE, Elba Esther Gordillo Morales, aprobaron el acuerdo de su aplicación.

Después del encuentro que se realizó a puerta cerrada desde las 10:15 de la mañana hasta la 1:30 de la tarde en las instalaciones de la SEP, Soraya Bañuelos, integrante del Comité Ejecutivo del SNTE, declaró en entrevista radiofónica en W Radio que la propuesta del sindicato fue mantener un grupo de trabajo para proponer etapas de revisión y el primer punto será una evaluación integral, no un examen. Queremos un instrumento bien elaborado, por un instituto de evaluación educativa, autónomo de la SEP y del SNTE , dijo.

Mencionó que la SEP no sabe siquiera quién puede hacer la evaluación y quién puede dar los cursos que los maestros piden. Quieren evaluación, pero siempre y cuando termine en capacitación, la SEP no provee la parte después de la evaluación, dicha prueba será efectiva cuando se reconozca qué tipo de capacitación necesitan los docentes , expresó.

La mesa de trabajo surgió como resultado de la postura del SNTE de aplazar la fecha de aplicación al 31 de diciembre del presente año, la cual estaba acordada para efectuarse el 24 de junio originalmente. Así lo sostuvo el secretario general Ejecutivo del sindicato, Juan Díaz de la Torre, quien expresó que el magistrado no se opone a la prueba, siempre y cuando haya condiciones para realizarse en lo que resta del ciclo escolar.

Por tal, pidió la revisión del acuerdo para cerciorarse de que no se estén violando los derechos de los trabajadores, como la estabilidad laboral, contenido en el artículo 123 de la Ley Federal del Trabajo, al querer acreditar la capacidad de impartir clases a través de un examen.

Por otra parte, el actual titular de la SEP, José Ángel Córdova Villalobos, enfatizó en su último comunicado de prensa que la evaluación no afecta la estabilidad laboral de los trabajadores ni sus derechos y que los resultados no serán utilizados para descalificar a los docentes.

Aunque 167,000 maestros se registraron voluntariamente para dicho examen, otra parte pide atención a las demandas contenidas en el Pliego de Demandas del 2012, entregado por Elba Esther Gordillo a la SEP el 14 de enero, en el cual se exige en favor de los maestros de educación básica homologar a 90 días el aguinaldo, establecer el año sabático y un aumento salarial equivalente a 30 días. Tales demandas prevalecen en los docentes de Michoacán, Morelos, San Luis Potosí, Veracruz, Nuevo León, Chiapas, Campeche, Tabasco, Quintana Roo y Puebla.

EVALUACIÓN UNIVERSAL

SÓLO PASARÍA 25% DE LOS MAESTROS

El director de Mexicanos Primero, David Calderón, dijo que si se aplicara la evaluación universal a los maestros, máximo 25% aprobaría.

Si hacemos la proyección, comparado con los concursos de entrada a la profesión docente, que es lo que se estableció hace cuatro años, podemos calcular que más o menos 20 a 25% aprobaría , indicó.

Entrevistado en Radio Fórmula, comentó que el rechazo a la evaluación no proviene de todos los maestros, sino que es una imposición del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE). Se trata -dijo- de un tema financiero-político.

Calderón arremetió contra la lideresa del SNTE, Elba Esther Gordillo, por no cumplir con el acuerdo que ella misma firmó en mayo del año pasado.

Llegó el momento de ponerle un costo a que no se cumpla la palabra, sobre todo porque no estamos hablando de ella y su grupo cercano, sino de cientos de miles de maestros y de millones de alumnos , expuso.

Argumentó que hay maestros que quieren el examen, pues alrededor de 167,000 se registraron voluntariamente. Tenemos que saber que los maestros están coaccionados por las condiciones de trabajo; tenemos que resguardar a nuestros maestros .

Consideró que el secretario de Educación, José Ángel Córdova, ha mostrado aplomo; la negativa de aplicar la evaluación no es del gobierno.

LA EVALUACIÓN

La evaluación a los profesores fue anunciada en el 2008 como el gran paso del sexenio en materia educativa; hoy, su realización se negocia.

15 DE MAYO DEL 2008

Se firma el Acuerdo para la Evaluación Universal de Docentes y Directivos en Servicio de Educación Básica, mejor conocido como evaluación universal, el cual surge de la Alianza por la Calidad de la Educación (ACE), en su apartado Evaluar para mejorar , con el objetivo de crear mecanismos de valoración a todos los maestros del país.

OCTUBRE DEL 2010

El Senado avaló una reforma a la Ley General de Educación que obliga al gobierno federal y de los estados a regular, coordinar y operar un padrón nacional de alumnos, maestros, instituciones y centros escolares. Y estableció también la regulación nacional de los mecanismos de ingreso, promoción y evaluación en el servicio docente por lo menos cada cuatro años.

31 DE MAYO DEL 2011

El secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio, y la dirigente del SNTE, Elba Esther Gordillo Morales, pactan la aplicación de la evaluación universal cada tres años, iniciando el 24 de junio del 2012 con los maestros de nivel básico, primaria.

23 DE ABRIL DEL 2012

El vicecoordinador del grupo parlamentario del PRI, José Ramón Martel López, informó la negativa de los maestros integrantes del SNTE de someterse a dicha evaluación, argumentando que reflejaba la incapacidad gubernamental en materia educativa.

La SEP aseguró que sí existen las condiciones necesarias para la aplicación de la evaluación a los 550,000 maestros del país en el mes junio.

25 DE ABRIL DEL 2012

Sostienen en una mesa de diálogo, la SEP y el SNTE un debate acerca de la aplicación o no de la evaluación, en esta discusión no se lograron acuerdos; sin embargo, ambos organismos la aceptaron y el SNTE propuso aplazarla hasta el 31 de diciembre de este año.

politica@eleconomista.com.mx