La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) estudiará los alcances que tiene el derecho a la información en temas de violaciones graves a los derechos humanos.

En lista para este miércoles, los ministros de la Primera Sala tienen programado revisar un amparo promovido por asociaciones civiles, que le solicitaron a la PGR la versión pública del expediente de las averiguaciones previas de la llamada masacre de San Fernando, Tamaulipas, en el 2010; de las 47 fosas clandestinas halladas también en San Fernando, en el 2011, y de los 49 torsos encontrados en Cadereyta, Nuevo León, en el 2012.

La PGR clasificó dicha información, resolución avalada por el entonces Instituto Federal de Acceso a la Información (Ifai), ahora Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información (INAI).

El amparo llegó al juez octavo de distrito, Fernando Silva, quien ordenó la desclasificación de la información, pero la sentencia fue impugnada, por lo que el caso fue turnado al máximo tribunal. La encargada del proyecto de sentencia es la ministra Olga Sánchez Cordero, quien necesitará de al menos dos votos más para que su propuesta sea avalada.

Sobre dicho juicio de amparo, el oficial adjunto del Programa de Acceso a la Información de Artículo 19, sección México, expresó: La Suprema Corte de Justicia puede ordenar la apertura de expedientes mañana o también puede marcar un precedente que puede resultar negativo, porque podría cerrar cualquier caso grave de violaciones a los derechos humanos, que abarca desde las masacres de migrantes o hasta la desaparición de los normalistas, cualquier tipo de atrocidades en este sentido podría quedar cerrado .