Las dos confrontaciones entre grupos de huachicoleros, dedicados a la ordeña de ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) en el poblado de Palmarito, Puebla, con tropas del Ejército dejó al menos cuatro soldados muertos y 11 heridos, seis civiles abatidos y uno más lesionado, así como 14 detenidos.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) explicó que en el primer enfrentamiento resultaron muertos dos soldados y uno más herido.

En esa agresión, los elementos de la 25 Zona Militar no pudieron repeler el ataque debido a que los agresores se escudaron’’ con mujeres y menores de edad.

En una segunda confrontación resultaron dos militares fallecidos y nueve heridos por armas de fuego, así como tres agresores muertos y uno herido, según la Sedena.

Aunque el gobierno de Puebla informó que los delincuentes muertos habrían aumentado a seis, en el segundo ataque la noche del miércoles.

La Sedena expuso que entre los agresores detenidos (refirió que eran 12), tras el segundo enfrentamiento, se encontraban dos menores de edad. En la acción se decomisaron tres fusiles automáticos, un arma corta, cargadores y cartuchos, así como cuatro camionetas, dos de ellas con blindaje de fábrica, de acuerdo con la Secretaría de la Defensa.

Las dos agresiones ocurrieron la noche del miércoles entre las 20 y las 22 horas.

En conferencia, el secretario de Gobierno del estado de Puebla, Diódoro Carrasco, explicó que durante los enfrentamientos fueron detenidos al menos una docena de personas, por lo cual pobladores de la zona, a manera de protesta, comenzaron bloqueos en carreteras principales que conectan Puebla con Veracruz para exigir la liberación de sus familiares y evitar el ingreso del Ejército.

Carrasco Altamirano dijo que tras recibir una denuncia de una toma clandestina, llevaron a cabo un operativo por la noche en esa zona de la entidad, en donde fueron agredidos a balazos.

Cuatro militares fallecieron y 11 resultaron heridos, así como un elemento de Seguridad Pública del estado; seis presuntos delincuentes murieron, entre ellos una mujer, y son 14 los detenidos presentados ante la Fiscalía General del Estado , precisó el funcionario.

En el operativo participaron unos 600 elementos del Ejército, y de la Policía Militar destacamentada en Puebla para combatir el robo de combustible, y elementos de la Secretaría de Seguridad Pública local, explicó.

Enfrentan redes criminales

En la última década México se ha enfrentado al fortalecimiento de redes criminales dedicadas a todo tipo de delitos y a un escenario en que el robo de combustible ha sido constante, exhibe el director del programa de América Latina del Centro Woodrow Wilson, Eric Olson.

A través del reporte Crímenes Violentos Dañan a las Empresas en México , el investigador expone que de manera constante conductores de unidades de transporte de gasolina son blanco de robo y amenazas.

Kathryn Haahr, una especialista a nivel internacional sobre manejo de riesgos publicó para el Centro Woodrow Wilson el documento titulado Abordando las preocupaciones de la industria petrolera: Desafíos de Seguridad en el Noreste de México y Respuestas del Gobierno , mediante el cual analiza el caso de Veracruz y percibe que la delincuencia organizada y sus fracciones amenazan las operaciones existentes de petróleo y gas de Pemex, así como a la seguridad del personal.

Asimismo, señala que los homicidios, secuestros, la extorsión, los ataques a las instalaciones y disturbios públicos, desafían la gobernanza regional y tienen el potencial de afectar a varias etapas de la cadena de valor .

Por su parte, el director del Centro para México del Instituto Baker de la Universidad de Rice y la especialista de la Universidad de Brownsville Texas, Guadalupe Correa advierten en el trabajo Reforma energética y seguridad en el noreste de México , que el impacto de la delincuencia organizada en el sector energético es difícil de cuantificar; sin embargo, representan una amenaza real para los efectos previstos de la reforma en el sector.

La Secretaría de Energía y Pemex reconocen que el robo y la venta ilegal de condensados de gas, así como el robo de petróleo y sus subproductos, son una seria preocupación en la región.

A través del texto, los investigadores exponen que existe una compleja red criminal a través de la cual millones de litros de productos derivados del petróleo son robados y contrabandeados hacia el norte. (Con información de Reuters y Notimex)