El legislador con licencia, Armando Ríos Piter, quien aspira a una candidatura Presidencial por la vía independiente, estudia presentar una impugnación ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación alegando violación a su derecho de audiencia.

Este lunes, Ríos Piter acudió a la Oficialía de Partes de las oficinas centrales del Instituto Nacional Electoral (INE), a presentar una promoción en su defensa. Ello, argumentó, debido a que persisten violaciones en el proceso de la garantía de audiencia.

El pasado 10 de abril, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) determinó, por mayoría de votos, resolvió que en el procedimiento de validación de los apoyos se dio violación a la garantía de audiencia del aspirante, ya que el plazo que le fue otorgado para presentar aclaraciones respecto de las inconsistencias detectadas fue muy breve, tanto así que resultaba materialmente imposible realizar la adecuada revisión de los registros.

Ante ello, la mayoría de los integrantes del Pleno de la Sala Superior determinaron revocar las determinaciones del INE, para que el Instituto concediera a Armando Ríos Piter el plazo de 10 días para la revisión de los apoyos ciudadanos que fueron clasificados como inválidos por inconsistencias advertidas durante la fase final de la revisión y, una vez hecho esto, se pronuncie nuevamente sobre el porcentaje logrado y su solicitud de registro.

El legislador con licencia conocido como El Jaguar, dijo en entrevista con medios que el pasado jueves 12 de abril, una vez iniciada la audiencia administrativa, se demostró ante notario público que “de manera improvisada y sin fundamento alguno, el INE inventó una logística que nunca informó para llevar a cabo la evidencia seleccionada y que obligaba a revisar exclusivamente lo que ella había seleccionado”.

Abundó que al presentarse con auxiliares que realizaron la recolección de apoyos ciudadanos para pedir la revisión de las supuestas simulaciones, y no hubo forma de contrastar las imágenes.

Ello, dijo se debe a que “el INE diseñó un sistema que imposibilita cualquier intento de defensa al borrar deliberadamente las pruebas”.

Así, acusó la intervención en su contra del expresidente Felipe Calderón a través del Consejero Benito Nacif para beneficiar a la candidata independiente, Margarita Zavala, así como el proceder parcial y dudoso de Patricio Ballados y René Miranda, directores ejecutivos de Prerrogativas y Partidos Políticos, y del Registro Federal de Electores, respectivamente.

Al Consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova revisar esas áreas y que “limpie lo que se tenga que limpiar”.

[email protected]

abr