Andrés Manuel López Obrador protestó como el presidente de México número 65. Siguiendo el protocolo tradicional, recibió en el Congreso la banda presidencial de manos de Enrique Peña Nieto.