La Procuraduría General de la República (PGR) informó que la Universidad de Innsbruck no pudo extraer muestras de ADN de los 16 restos hallados en el basurero de Cocula, por lo que se esfumó una primera posibilidad de conocer si éstos corresponden a los 42 normalistas de Ayotzinapa.

Sin embargo, la PGR dio a conocer que solicitó al Instituto de Medicina Forense de la Universidad de Innsbruck realizar una segunda prueba denominada Secuenciación Masiva en Paralelo (Massively Parallel Sequencing MPS, por su sigla en inglés), las cuales tardarán aproximadamente tres meses.

La PGR dio a conocer este martes el informe que recibió hace unos días de ese instituto, el cual concluye que tras la aplicación de una técnica de cuantificación muy sensible para evaluar la cantidad de ADN mitocondrial, no se encontró en los 16 restos cantidad útil de ADN que permitiera obtener un perfil genético bajo esta técnica.

El dictamen establece que el calor excesivo ha destruido el ADN y el ADN mitocondrial en los restos, por lo menos hasta el punto en que los métodos rutinarios no pueden emplearse para un análisis exitoso .

Sin embargo, el Instituto de Medicina Forense de la Universidad de Innsbruck notificó a la PGR de la posibilidad de la prueba MPS.

El informe advierte que hay oportunidades de que dicha prueba MPS proporcione resultados útiles para ayudar a identificar víctimas, aunque no hay garantías, debido a que el principal riesgo es que los extractos de ADN sean consumidos sin obtener ningún resultado adicional que ayude en el proceso de identificación.

El instituto forense austriaco ofreció a la PGR realizar el segundo estudio mitocondrial sin costo adicional, el cual tardarían aproximadamente tres meses.

La PGR ha solicitado al Instituto de Medicina Forense de la Universidad de Innsbruck que proceda de inmediato a realizar los estudios arriba señalados , precisó la dependencia.

El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, dijo que han autorizado al Instituto de Medicina Forense de la Universidad de Innsbruck, en Austria, para que haga todo lo que sea necesario , como parte de la investigación del caso de estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa.

Entrevistado tras acompañar al presidente Enrique Peña al foro Equidad para las Víctimas en el Debido Proceso Penal, el Procurador explicó que la institución les pidió autorización para procesar, mediante otro mecanismo, las muestras.

Nos pide autorización (el instituto) porque dice que en el procedimiento (MPS) es posible que (las muestras) se agoten , detalló.

La Secuenciación Masiva en Paralelo es un método de alto rendimiento para el procesamiento e identificación de ADN.

Se ha buscado a los normalistas en 600 lugares

La Policía Federal buscó en 600 lugares, en un perímetro de 100 kilómetros alrededor de Iguala, Guerrero, a los 42 normalistas de Ayotzinapa; sin embargo, no ha encontrado a los estudiantes ni escondidos ni secuestrados.

Así lo indicó el comisionado de la Policía Federal, Francisco Galindo, quien afirmó que en todas las búsquedas los acompaña un grupo de padres de las víctimas o sus representantes, para que se despeje cualquier duda de actuación de la corporación policiaca.

Hay un protocolo definido (de búsqueda), se estudia información o datos que provienen de los propios padres de familia o de otro tipo de fuentes, vamos al lugar acompañados de algunos padres de familia o comisión de padres, incluso alumnos. , manifestó el comisionado.

Galindo expresó que el objetivo es encontrar vivos a los desaparecidos y garantizó que la búsqueda continuará con el trabajo de casi 1,000 elementos de la Gendarmería Nacional.

El secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Jorge Carlos Hurtado, afirmó que hubo 202 policías de Iguala que fueron separados de su cargo tras el caso de los estudiantes desaparecidos, elementos que estaban en áreas de vialidad y protección civil y que no pasaron el control de confianza.

politica@eleconomista.mx