Por lo menos 5,085 empleados de 17 dependencias del gobierno federal fueron separados, o bien renunciaron a sus cargos en los primeros tres meses del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

La mitad de esos despidos o renuncias ocurrieron en el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Así lo muestran datos proporcionados a El Economista a través de solicitudes de información a las 20 principales dependencias federales, a las cuales se les requirió el número total de despidos y renuncias, de todas las áreas, ejecutadas entre el 1 de diciembre del 2018 y el 12 de marzo del 2019.

La mayoría de las dependencias negó que los funcionarios del nuevo gobierno hayan solicitado renuncias a los empleados que ahí laboraban antes del 1 de diciembre del 2018. Sin embargo, mostraron el número total de despidos o renuncias presentadas por los propios servidores públicos.

En diciembre pasado, decenas de trabajadores del SAT denunciaron que funcionarios del nuevo gobierno les pidieron sus renuncias sin goce de liquidación, e incluso en algunos casos, no los dejaban salir del centro de trabajo si no firmaban dicha renuncia.

Funcionarios hacendarios

En ese marco, el Servicio de Administración Tributaria sostuvo que todas las bajas de empleados se debieron a una manifestación libremente “de concluir su relación laboral mediante documento suscrito. En ese sentido, se informa que durante el periodo del 1 de diciembre del 2018 al 12 de marzo del 2019, las bajas por concepto de renuncia fueron 2,573”, destacó el Servicio de Administración Tributaria.

Con 437 bajas de empleados, la Presidencia de la República fue la segunda institución que más casos de renuncias o despidos reportó en dicho periodo, seguida por la Secretaria de Hacienda y Crédito Público, que notificó la baja de 420 empleados, y la Secretaría de la Función Pública con 283 empleados dados de baja.

La Secretaría de Educación Pública fue la quinta institución con más casos en ese sentido, con 224; seguido por la Secretaría del Bienestar (antes Sedesol), con 216 bajas de empleados.

En séptimo sitio, la Secretaría de Relaciones Exteriores, con 187 despidos o renuncias; la Secretaría de Economía, con 165 casos, y la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, con 105 casos.

En décimo lugar, la Secretaría de Cultura, con 97 bajas de empleados, y la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, en decimoprimer lugar, con 95 casos.

Cabe destacar que la Secretaría de Gobernación, la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, así como la Secretaría de la Defensa Nacional fueron las únicas que reportaron no haber rescindido de los servicios de ningún empleado que ahí trabajaba desde el anterior sexenio.

[email protected]