El mandatario Andrés Manuel López Obrador y el gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado protagonizan, desde hace varios días, un enfrentamiento verbal, que subió de tono.

La disputa inició por el reparto del agua de la presa La Boquilla a Estados Unidos y continuó con la seguridad pública.

El gobernador panista dijo vía Twitter, que la decisión del gobierno federal de abandonar la coordinación en materia de seguridad pública con su gobierno “muestra un talante autoritario y vengativo contra el pueblo de Chihuahua, a quien finalmente se perjudica”.

El presidente de México le respondió a pregunta específica en su conferencia matutina, que el panista conspira en su contra y que su actitud obedece a que están en puerta las elecciones en Chihuahua.

“Toda la información que se daba a conocer (en las mesas de seguridad), de inmediato la sabían los dirigentes de este partido (el PAN). Entonces, así no”, dijo.

El presidente añadió que se realizarían cambios al interior de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) debido a que había personas ligadas al albiazul.

Por la tarde de este jueves, trascendió que seis subdirectores de Conagua presentaron su renuncia al cargo.

Las dimisiones se tratarían de Celia Maya García, subdirectora general Jurídica; Eduardo Seldner Ávila, subdirector general de Administración; Víctor Yamanaka Alcocer, subdirector general de Infraestructura Hidroagrícola; Alfredo Ocón Gutiérrez, subdirector general Técnico; Patricia Ramírez, subdirectora general de Agua Potable, Drenaje y Saneamiento y Eugenio Barrios, subdirector general de Administración del Agua.

politica@eleconomista.mx