El director del Hospital General de México de la Secretaría de Salud (SSA), Francisco Navarro, informó que hasta el mediodía de este miércoles la afluencia para surtir recetas de Oseltamivir ha sido baja.

Detalló que solamente se han surtido 14 recetas, después del anuncio del titular de la SSA, Salomón Chertorivski, de que a partir de este miércoles se surtirían en forma gratuita las recetas de ese medicamento para dar tratamiento a la influenza.

"Este medicamento está disponible de manera gratuita en el sector salud, también se puede adquirir en la farmacia del Hospital General de México presentando la receta de cualquier institución pública de salud, a reserva de que el hospital verifique su autenticidad", dijo.

Agregó que este centro hospitalario cuenta con suficiente reserva de más de 1,200 piezas para surtir las recetas médicas que requieran el Oseltamivir.

En las farmacias privadas existe desabasto de este medicamento conocido comercialmente como "Tamiflu", pues el secretario de Salud indicó que los farmacéuticos no solicitaron a tiempo el medicamento, al considerar que iba a ser muy bajo el número de casos por influenza en el país, ya que el repunte se dio hasta mediados de diciembre.

El secretario de Salud indicó que en todas las instituciones del sector salud se cuenta con abasto suficiente de Oseltamivir para dar tratamiento completo a toda persona que sea atendida por influenza en las unidades médicas y hospitales públicos del sector salud.

Indicó que se cuenta con 1.4 millones de tratamientos completos para atender en todo el país y ya se han distribuido 300, para atender las necesidades de los estados y de los centros de salud de la capital mexicana.

El Oseltamivir es un antiviral que sirve para el manejo de todo tipo de influenza, pero debe ser prescrito por un médico que identifique los principales síntomas de un cuadro de influenza o tenga comprobado por laboratorio que se trata de la enfermedad.

Esta medicina se prescribe cuando el paciente tiene datos sugestivos de influenza, sin esperar a tener la prueba confirmatoria porque puede tardar días, pero si la persona se automedica y no tiene influenza sino una gripa o catarro común a la larga puede generar resistencia al antiviral, explicó.

Esta situación es muy grave porque cuando lo requiera corre el riesgo de que no tenga el mismo efecto y el cuadro se le complique a neumonía y deba ser hospitalizado.

Este medicamento puede ocasionar reacciones adversas, como inflamación del intestino y cuadros diarreicos; no tiene contraindicaciones con otro padecimiento, por lo que se receta a todos los pacientes con cuadros de influenza.

Incluso a quienes son más susceptibles por tener enfermedades como diabetes, obesidad, hipertensión, cardiopatía, cáncer, VIH o enfermedad respiratoria crónica, puede recetarse, pero debe administrase con cuidado.

MIF