En el siguiente proceso electoral del 2018, la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) tendrá como uno de sus objetivos primordiales garantizar que los recursos de los programas sociales sigan fluyendo, para ello incluso se irá a los domicilios de los beneficiarios, afirmó el subsecretario Eviel Pérez Magaña.

Entrevistado por El Economista al término de un evento de conmemoración de los 25 años de la Secretaría, el funcionario precisó que ha existido un incremento exponencial de beneficiarios de programas como 60 y Más, el cual pasó de un padrón de 3 millones a 5.4 millones de beneficiarios.

Hoy, en esta estrategia final del gobierno (...) hay que recordar que tenemos una doble responsabilidad, no solamente vigilar el crecimiento y la incorporación a nuestros padrones de los beneficiarios, sino también (se tiene la encomienda de) cómo llegar a un final donde podamos ofrecer a México (pruebas) de que se cumplió de manera seria y responsable construyendo un programa eficiente, transparente , acotó.

Ante el despliegue de los programas el próximo año, el funcionario reiteró que la dependencia se ha blindado ante la utilización de éstos con fines electorales.

La Sedesol se ha capacitado, ha hecho los acuerdos con la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales, con la Procuraduría General de la República, con órganos electorales estatales, con autoridades estatales y municipales de no participación y de que se pueda estar blindando y supervisando verdaderamente que no se puedan utilizar nuestros programas para un fin electoral. En el pasado proceso no tuvimos ni un solo señalamiento, ni una denuncia (...) tenemos que volverlo a hacer en el próximo 18 que son los procesos que se van a seguir en el país , aseguró.

El funcionario federal enfatizó, a su vez, que se trabajará en garantizar que los proyectos y programas no fallen, pero eso no significa que se le pueda dar uso electoral .

indicadores de pobreza

Asimismo, Pérez Magaña indicó que la Sedesol se encuentra a la expectativa de los resultados que emita el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social sobre los indicadores de pobreza y la efectividad de los programas que se implementan que será muy importante para nosotros , para saber si dan los resultados que esperamos. No podemos echar campanas al vuelo , refirió.

Concluyó que en una visión personal espera que en 25 años más se pueda hablar no de proyectos o programas asistencialistas, sino poder hablar, ¿por qué no?, de los elementos que le pudimos dar a los ciudadanos para poder por sí mismos, desde la educación, desde la implementación de estrategias productivas, (acceder) a un México productivo en lo general, no solamente en diferentes sectores, con mayor equidad, con mayor desarrollo en diferentes regiones .

[email protected]