Elementos de la Policía Federal impidieron que integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) bloquearan la Autopista del Sol y retuvieran la caseta en el punto conocido como Palo Blanco, por lo que detuvieron a un grupo de normalistas, aunque después fueron liberados.

Supuestos integrantes de la CETEG arribaron a la caseta de peaje de Palo Blanco con la intención de quitar a los funcionarios de Caminos y Puentes Federales y tomar ellos el control del cobro de peaje, que consiste en exigir a conductores una cooperación voluntaria, so pretexto de la desaparición de los 43 normalistas, a cambio de permitirles el paso.

Al lugar llegó el coordinador estatal de la Policía Federal en Guerrero, José Antonio Cabrera Méndez, quien notificó a los manifestantes que la instrucción del gobierno federal era desalojar a cualquier manifestante que tratara de apoderarse de los puntos de peaje.

Después de unos minutos de negociación, los elementos de la Policía Federal lograron que los manifestantes -en su mayoría encapuchados- se retirarán del lugar, aunque en el lugar fueron detenidos cinco supuestos normalistas, que insistían en retener la caseta.

Los detenidos fueron trasladados a la sede de la Policía Federal en Chilpancingo, donde un grupo de 50 personas se presentó más tarde para exigir la liberación de sus compañeros, hecho que consiguieron unas horas después bajo advertencia de que no se permitirá nuevamente la toma de casetas.

El martes inició un operativo especial de la Policía Federal en las casetas de Palo Blanco y La Venta, en Guerrero, así como en la caseta que conecta al DF y con el estado de Morelos, para evitar que sean tomadas por simpatizantes del movimiento estudiantil de Ayotzinapa e integrantes de la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación, y cobren el derecho de vía a los automovilistas.

De acuerdo con el comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo Ceballos, el operativo incluye la participación de 1,500 policías antimotines, con lo que se garantiza el libre tránsito, y el respeto a la ley y a los derechos humanos.