El secretario de Turismo capitalino, Alejandro Rojas, informó que propondrá al jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, y a la ALDF declarar antes de septiembre próximo al corredor Roma-Condesa como patrimonio turístico cultural de la ciudad de México.

El funcionario capitalino señaló que la próxima semana se enviará la propuesta a Marcelo Ebrard, para después plantearla a las comisiones de Cultura y Turismo de la Asamblea Legislativa para que resuelvan promoverla e impulsarla a la brevedad, como un reconocimiento a los atractivos inigualables de la zona.

Agregó que el objetivo de esta declaratoria es que el uso del suelo en este corredor se perfile y se mantenga orientado hacia las actividades culturales y artísticas, que permitan florecer con más fuerza las empresas culturales que generan una economía propicia para la creación de empleos en el lugar.

Consideró que se trata de una iniciativa totalmente ciudadana, cuyos beneficios inmediatos serían que se incluya en los mapas turísticos de la ciudad y que las agencias de viajes incorporen este recorrido en sus tours, además de que sea recomendada por los hoteleros.

Rojas Díaz Durán resaltó que en la zona hay una gran variedad turística, gastronómica, cultural, de galerías, riqueza museográfica y ecológica que la hacen propicia a esta declaratoria.

Al acudir al primer recorrido y corredor canino que llevaron a cabo los organizadores del 6 Corredor Turístico y Cultural Roma-Condesa, señaló que la secretaría a su cargo impulsará dicha declaratoria para que Ebrard otorgue en breve esta categoría a tales colonias.

El funcionario indicó que este espacio cultural llega a su sexta edición, agregando a su repertorio tres nuevos componentes: el corredor canino, el corredor ambiental y el corredor gastronómico.

Durante el recorrido canino, que inició en la Plaza Luis Cabrera y finalizó en el Parque México, se premiaron varias categorías de perros, desde los más atractivos, los de mayor edad, hasta los más grandes o pequeños.

En tanto, en el corredor ambiental se llevaron a cabo campañas ambientales y de conciencia social, llamadas 'guerrillas urbanas', en mancuerna con la Universidad de la Comunicación.

Por su parte el corredor gastronómico se trata de un pop-up, es decir restaurantes ambulantes donde se reunirán chefs para sorprender al comensal por medio de una experiencia culinaria.

EISS