La administración de Enrique Peña Nieto ha programado destinar más de 1,219 millones de pesos a infraestructura para los centros federales de readaptación social de alta seguridad del país.

El objetivo del gobierno federal es ampliar, adecuar y construir infraestructura, así como equipar con sistemas de seguridad y de comunicación a los denominados ceferesos, para lo cual se plantea concretar un conjunto de acciones para cubrir las necesidades de reclusión, con las condiciones óptimas de operación e incrementar la capacidad de alojamiento de internos .

De acuerdo con el Informe sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública de la Secretaría de Hacienda, con cifras a septiembre del 2015, el monto del proyecto de inversión asciende a 1,219 millones 569,079 pesos.

Bajo la clave presupuestaria 0836E000021, el gobierno actual planea tal programa de inversión de infraestructura mediante su ejecución por parte de la Secretaría de Gobernación (Prevención y Readaptación Social), al frente de Miguel Ángel Osorio Chong.

El informe de la Secretaria de Hacienda refiere que durante este 2015, se aprobó una modificación al presupuesto de manera original no se había aprobado un monto y se destinó una bolsa de 250 millones 77,539 pesos.

Las cifras de la dependencia federal indican que de enero a septiembre del 2015 se habían destinado solamente 11 millones 769,868; es decir, 4.70% de lo autorizado sólo para este año.

La información que hace pública la Secretaría de Hacienda en su sitio electrónico (informes trimestrales presentados ante el Congreso de la Unión) indica que este proyecto de reforzamiento de infraestructura para los centros de readaptación de alta seguridad en el país comenzó su impulso en el cuarto trimestre del 2013, ya que anteriores ejercicios no se destinaron o fueron muy pocos (por ejemplo, 11.3 millones en todo el 2012)

Los datos de Hacienda indican que para el periodo octubre-diciembre del 2013 para la ampliación de la infraestructura del sistema penitenciario federal en los centros federales de readaptación social de alta seguridad se aprobaron recursos por 2 millones 128,351 pesos.

Para el segundo trimestre del 2014, la cifra para ese rubro se contempló en 500,310 pesos, monto que para el tercer trimestre de ese año subió a un total de 15 millones 476,310 pesos.

En el primer trimestre del 2015, el gobierno de Peña Nieto planteó elevar el monto total de la inversión y durante varios años a 1,839 millones 838,584 pesos. Sólo para el 2015 se tasó la bolsa de recursos en 11.7 millones de pesos.

Sin embargo, la previsión total para infraestructura de penales de alta seguridad fue disminuida a 1,219 millones 569,079 para el tercer trimestre de este 2015.

Cabe recordar que a mayo del 2015, cifras oficiales señalaban una población de 256,484 reclusos, de los cuales 80.8% era población del fuero común y 19.2% del fuero federal. En el país hay 387 centros penitenciarios, de los cuales 17 son del ámbito federal y el resto de los gobiernos estatales y de las administraciones municipales. Para mayo pasado, la sobrepoblación de cárceles en México rondaba en 53,050 reos.