Cancún, Qroo. Fernando Alejandro Gómez Cano, empresario inmobiliario tamaulipeco, fue considerado ayer fugitivo de la justicia mexicana y estadounidense, luego que su exesposa Sonia de Pau admitió al ser arraigada ante fiscales de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) que empresas y ranchos de su excónyuge, por lo menos 50%, los financiaron los exgobernadores: Tomás Yarrington Ruvalcaba y Eugenio Hernández Flores.

Por tanto la averiguación previa PGR/SIEDO/UEIDCS/012/2009 contra los exmandatarios de Tamaulipas, surgidos del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Yarrington Ruvalcaba, Hernández Flores y Manuel Cavazos Lerma, se fortaleció y se espera que en las próximas horas y días se pueda contar con más elementos para girar órdenes de presentación y localización de los implicados en las indagatorias mexicanas y estadounidenses.

Fuentes federales comentaron que después de que la SIEDO­ recopiló parte del expediente del divorcio 848/2008 del juzgado Primero de lo Familiar en Ciudad Victoria, con el cual De Pau demandó 50% de los bienes, 14 cuentas bancarias, así como 20 millones de dólares que supuestamente eran propiedad de Gómez Cano se empezó a desvelar la evidencia.

En los interrogatorios la exesposa del empresario inmobiliario, ahora fugitivo, manifestó conocer que los recursos con los que operaba su esposo, así como Farough Fatemi Corcuera y Eduardo Rodríguez Berlanga, eran proporcionados por los exgobernadores Yarrington Ruvalcaba y Hernández Flores y añadió son de procedencia ilícita, probablemente de sobornos.

Por tanto, Sonia de Pau se encuentra arraigada en el Centro Nacional de Investigaciones de la colonia Doctores en la ciudad de México, junto con Napoleón Rodríguez, dueño de la Ferretera Rodríguez Industrial SA de CV, quien es también un prestanombres de los exgobernadores de Tamaulipas, Yarrington Ruvalcaba y Hernández Flores.

La fuente de la Procuraduría General de la República, sin embargo, puntualizó que hasta el momento las evidencias obtenidas tanto por Napoleón Rodríguez y Sonia de Pau jalaron o involucraron en las pesquisas al exjefe del Ejecutivo estatal Cavazos Lerma.

Se espera que en las próximas horas se realicen más cateos en varios puntos de Tamaulipas tanto de los tres exgobernadores priístas como de los empresarios, presuntos lavadores de dinero de los tres, supuestamente procedentes del Cártel del Golfo, pago de sobornos y negocios ilícitos hechos durante sus mandatos.

rtorres@eleconomista.com.mx