La Oficina en México del alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) expresó preocupación por la clasificación de faltas leves que hizo la Visitaduría General de la Procuraduría General de la República (PGR) sobre las irregularidades en el tema Ayotzinapa.

Es un caso emblemático, sobre el cual recientemente el alto comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, Zeid Raad al-Hussein, reiteró la necesidad de dar seguimiento a las recomendaciones del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Entre ellas está la investigación de las irregularidades en la integración del expediente por parte de la PGR. Además, debido a la gravedad del caso y del legítimo interés público que existe, los resultados deben transparentarse y hacerse del conocimiento de la sociedad , dijo Jan Jarab, representante en México del alto comisionado.

La investigación, conducida por la Visitaduría General, habría identificado únicamente faltas leves, todas ellas calificadas como administrativas, sin que en su dictamen se haya propuesto la apertura de alguna investigación penal, detalló la ONU-DH.

Las faltas administrativas habrían sido cometidas por nueve funcionarios de la PGR, en su mayoría mandos medios (peritos y ministerios públicos), así como por su exdirector de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón de Lucio.

No obstante, desde el inicio del caso de la desaparición de 43 estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa, la ONU-DH ha documentado violaciones a derechos humanos y patrones en la comisión de las mismas ligados con la integración del caso.

Este brazo de las Naciones Unidas afirma contar con elementos de convicción respecto a la comisión de actos de tortura contra numerosas personas procesadas, detenciones arbitrarias, transgresiones al debido proceso y el quebranto del derecho a la verdad, cometidas, entre otros, por funcionarios de la PGR, los cuales fueron compartidos con las autoridades nacionales.

En otro tema relativo a los derechos humanos, el gobierno de México respondió al reciente informe de Amnistía Internacional, el cual señala la prevalencia de impunidad en las violaciones graves que se cometen en el país.

A través de la Cancillería, la Secretaría de Gobernación y la PGR, el gobierno expresó que reconoce los desafíos que enfrenta en materia de derechos humanos, al tiempo que refrenda su compromiso ineludible para dar respuesta a cada uno de ellos .