Organizaciones civiles de derechos humanos, tanto mexicanas como estadounidenses, llamaron a las autoridades de Estados Unidos a restringir los apoyos económicos otorgados a las Fuerzas Armadas mexicanas y a otras instituciones hasta que haya condiciones claras de respeto a los derechos fundamentales.

Mediante una nota de prensa, la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, por su sigla en inglés), el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, Fundar, Centro de Análisis e Investigación, entre otras organizaciones, informaron sobre el memorándum que enviaron al Congreso estadounidense, así como a Michael Pompeo, secretario de Estado, en donde se alerta que no han existido avances en casos como las desapariciones forzadas en México.

“Una vez más, el gobierno del presidente (Enrique) Peña Nieto ha demostrado una completa falta de voluntad política para terminar con la crisis de derechos humanos en México y responsabilizar a los elementos de las fuerzas de seguridad que han cometido abusos generalizados”, indicó mediante el comunicado Maureen Meyer, directora para México de WOLA.

En el documento enviado a las autoridades estadounidense precisa además las irregularidades documentadas y denunciadas por la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, así como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sobre el caso Ayotzinapa, y la obstrucción de las investigaciones como dictaminó un Tribunal Colegiado en México recientemente y por lo cual se ordenó crear una Comisión de la Verdad del caso.

“Ésta es una oportunidad importante para que el Departamento de Estado evalúe en forma exhaustiva y rigurosa la situación de derechos humanos en México.

“Deben mandar un mensaje contundente (...) de que para Estados Unidos el respeto a los derechos humanos es una prioridad en la relación bilateral con México”, indicó Meyer.

En el documento, las ONG precisan también que desde el inicio de la ayuda militar y económica otorgada por las autoridades estadounidenses, en el marco de la Iniciativa Mérida en el 2008, se han enviado unas ocho cartas alertando la falta de cumplimiento de garantías a los derechos fundamentales por parte del gobierno mexicano.

De acuerdo con el Congreso estadounidense, para este año se estima que se otorgue a México más de 152 millones de dólares para combatir la plantaciones de drogas y el tráfico de estupefacientes hacia Estados Unidos, además de que se estima otorgar 1 millón de dólares para la investigación de asesinatos de periodistas en México a través de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión.