El secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade, anunció que fortalecerá el programa de blindaje electoral el próximo año para evitar que los programas sociales se utilicen para captar votos, ya que las entidades que llevarán a cabo comicios el próximo año concentran 42% de los pobres extremos a nivel nacional y 37% de los pobres moderados.

En una reunión que sostuvo con la Comisión de Desarrollo Social del Senado en la que le llovieron las críticas a su antecesora, Rosario Robles Meade Kuribreña refirió que el próximo año habrá elecciones en 13 estados; 12 de ellos, excepto Baja California, renovarán sus gubernaturas. Además, en general se elegirán 388 diputados locales y 965 alcaldes.

Por ello, dijo, la Sedesol tendrá una estrategia de blindaje de programas junto a la PGR y a la SFP.

Habremos (...) de entregar anticipadamente los recursos en zonas prioritarias, el programa de apoyo alimentario y el 3x1, para que no se hagan entregas de estos programas puntuales al inicio de la campaña , agregó.

En la comisión encabezada por la perredista Lorena Cuéllar, el secretario dijo que continuará con la entrega de otros programas, porque benefician a los mexicanos más pobres, tal es el caso de los comedores comunitarios, la pensión para adultos mayores, las estancias infantiles, Diconsa, Liconsa y el Seguro de Vida para Jefas de Familia, pero todos beneficios se entregarán de forma transparente.

Habremos de construir comités en donde pediremos el acompañamiento no solamente de la Función Pública, sino incluso de la PGR, para asegurar que no haya un solo funcionario de la Sedesol que (...) haga un uso electoral , enfatizó.

Ante los integrantes de la comisión senatorial que tienen atorada la ley general del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), institución que mide la pobreza, Meade expuso que es indispensable reflexionar sobre la metodología para medir el número de pobres.

Declaró que si los indicadores y los incentivos no son los adecuados, entonces el México que vamos a construir no será tampoco el México que queremos.

[email protected]