La Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos del Instituto Electoral Nacional (INE) se reúne esta tarde para definir topes de campaña en la elección del próximo 1º de julio.

De acuerdo con el anteproyecto a discutir esta tarde, el tope de gastos de campaña para el cargo presidencial está fijado en 429 millones 633,325 pesos; es decir 93 millones 521,240.84 más que la última vez que se eligió presidente; ya que en el 2012 el techo de gasto para los presidenciales se fijó en 336 millones 112,084.16 pesos.

Para el caso de precampañas, también quienes aspiren a volverse candidatos a la presidencia podrán gastar hasta 67 millones 222,417 de pesos.

Por otro lado, los aspirantes a una diputación no pueden desembolsar más de 252,008 pesos y ya quienes se vuelvan candidatos tienen como tope un millón 432,111 pesos, este monto en el 2015 fue de un millón 260,038.34 y hace seis años de 1 millón 120,373.61.

Para el caso de Senadores, los montos cambian dependiendo del Estado; sin embargo, Veracruz, la Ciudad de México, el Estado de México y Jalisco es donde los candidatos a la Cámara Alta tienen números más holgados para gastar; cada candidato puede desembolsar hasta 28 millones 642,220 de pesos.

Estas cifras, así como los criterios que deben seguir el registro de candidaturas y la manera en que los partidos políticos se adhieran a convenios de coalición, se discutirán primero en la comisión para llevarlos al Consejo General el próximo lunes 30 de octubre.

erp