A unos dos meses de distancia de que inicie el periodo ordinario de sesiones en el Congreso de la Unión en septiembre próximo, uno de los temas que se han perfilado para que sean debatidos de manera prioritaria es una reforma de Estado y electoral.

En días pasados, se realizaron foros sobre la temática en la Cámara de Diputados, mismos que continuarán durante esta semana.

Morena, el grupo político mayoritario en el Congreso de la Unión e impulsor principal y único, hasta ahora, de la reforma ha perfilado el tema como una nueva oportunidad para aplicar entre los tres poderes de la Unión y los órganos autónomos una política de austeridad en el ejercicio del gasto público.

Será mañana martes, 18 de junio, cuando en el Senado comience el periodo extraordinario de sesiones en el que se preven discutir 14 temas, entre los que destacan la aprobación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá y la Ley de Austeridad Republicana, entre otros.

En esta última norma se estipula que los poderes de la Unión deberán observar los principios de “economía, eficacia, eficiencia, transparencia y honradez en la administración de los recursos económicos de carácter público de que dispone la nación”.

No obstante, sobre los órganos autónomos, se indica que “coadyuvarán, en su ámbito de competencia, al cumplimiento de los objetivos de esta ley” que —es oportuno mencionar— prevé restringir cuestiones como la contratación de personal por honorarios, la adquisición de automóviles nuevos y los viáticos de los funcionarios, entre otras cuestiones.

En entrevista, el diputado de Morena y coordinador del grupo de trabajo para la reforma del Estado y electoral, Sergio Gutiérrez Luna, afirmó que con la reforma del Estado se busca estipular no sólo en ley sino en la Constitución el principio de austeridad, al tiempo que indicó que son tres los ejes de la reforma.

“Uno es los órganos del Estado, en la dinámica de los órganos constitucionales y su funcionamiento. El segundo es el federalismo desde el punto de vista funcional y hacendario; analizamos ahí el tema de si los estados consideran o no que el federalismo debe fortalecerse desde el punto de vista hacendario y un tercer eje es la austeridad y rendición de cuentas”, aseveró el legislador.

La austeridad y el funcionamiento de los órganos autónomos han sido los ejes que han resaltado en los foros, en especial por las autoridades electorales, debido a diversas iniciativas, presentadas por legisladores de Morena, que buscan desde desaparecer a los Órganos Públicos Locales Electorales, hasta reducir el número de integrantes del Consejo General del Instituto Nacional Electoral o incluso desaparecerlo.

Durante la inauguración de los foros, el pasado martes, el presidente del Consejo General del Instituto Electoral, Lorenzo Córdova Vianello, sostuvo que se debe dejar en claro el objetivo de una reforma.

“Si lo que se quiere es reducir los costos, no necesitamos revisar el modelo electoral en general, sino repensar, desde mi punto de vista, algunos aspectos del mismo, como las fórmulas para determinar el financiamiento público que se otorga a los partidos a nivel nacional y, sobre todo, a nivel local”, dijo.

Córdova Vianello alertó que, en caso de no definir los objetivos, se puede reducir la certeza de los procedimientos electorales en aras de la austeridad.

La crisis del federalismo

Hasta ahora, académicos y juristas han propuesto que un tema prioritario a debatir es la relación entre los estados y la Federación y las atribuciones que tienen ambas partes para resolver problemas que van desde falta de recursos públicos para ejecutar proyectos en lo local, hasta resolver problemas conjuntos como la inseguridad.

En este sentido, han destacado los especialistas, en los últimos años la tendencia en el Congreso de la Unión ha sido la de aprobar leyes nacionales, lo que ha provocado que la Federación extralimite sus atribuciones y con ello las entidades del país vean reducidas las suyas.

Cabe mencionar que una ley nacional, según los criterios emitidos por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, tiene un rango superior a las constituciones y leyes de los estados del país, por lo que es de observancia obligatoria para las entidades.

De acuerdo con el Sistema de Información Legislativa, entre el 2006 a la actualidad, se han presentado tanto en la Cámara Baja como en el Senado al menos 22 proyectos para expedir leyes nacionales que incluyen rubros como la extinción de dominio —norma que será discutida en un periodo extraordinario en el Senado y luego en la Cámara de Diputados en las siguientes semanas— o incluso una ley nacional de fomento y protección a la ganadería, entre otras.

Además de ello se han presentado al menos 66 reformas sobre leyes también nacionales.

Gutiérrez Luna indicó que la tendencia para aprobar leyes nacionales ha sido por “inercia”.

En temas como la inseguridad, ejemplificó el legislador, el que la Federación haya asumido casi en su totalidad la tarea de proporcionar seguridad a los ciudadanos se debe a que los estados y municipios han dejado de lado el fortalecimiento de sus corporaciones policiacas locales.

Según Gutiérrez Luna, una vez que acaben los foros, se creará un dictamen de reformas constitucionales en materia de Estado y electoral que incluirá las más de 120 iniciativas sobre los temas que hay en la Cámara Baja y que se someterá a consideración, en principio, de las comisiones para que luego se suba al pleno de San Lázaro para su discusión a partir de septiembre próximo.

Qué proponen en materia de estado y electoral

Tres son los ejes de las reformas constitucionales en materia de Estado y electoral:

  • Funcionamiento de los órganos autónomos, federalismo y responsabilidad hacendaria y austeridad y rendición de cuentas.
  • Los foros iniciaron el pasado martes 11 de junio, y se prevé que cuando acaben se cree un solo dictamen en materia de reformas constitucionales tanto en materia de Estado como electoral.
  • En el dictamen se incluirán también más de 120 iniciativas de reformas en materia de Estado y electoral.
  • Existe una iniciativa presentada por la vicecoordinadora de bancada del partido del presidente, Tatiana Clouthier, para reducir a la mitad las prerrogativas de los partidos políticos.
  • Se presentó también una iniciativa para desaparecer los órganos públicos locales electorales y para que sus funciones sean atraídas por el INE.
  • Se prevé analizar también la reducción del número de consejeros del INE que hay actualmente o, incluso, desaparecer el Consejo General.
  • Revocación del mandato y consulta popular son presupuestos que no se incluirán dentro del proyecto de reforma que se prevé generar.

[email protected]