El PRI se prepara para hacer un ajuste mayor a la estructura de gobierno que, en 12 años de dos administraciones del PAN, aumentó su alta burocracia de manera considerable, según cifras dadas a conocer por el partido tricolor.

En esta administración (del PAN) no sólo crecieron los altos mandos o se multiplicaron, sino que se crearon un poco artificiosamente entidades administrativas con muy poca claridad por cuanto hace a sus funciones, es decir, las direcciones adjuntas, muchas coordinaciones, muchas unidades que engrosaron la administración pública y no necesariamente la hicieron más eficaz , detalla a El Economista el presidente de la Fundación Colosio, César Camacho Quiroz.

En caso de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ratifique a Enrique Peña Nieto como ganador de las elecciones presidenciales, el Revolucionario Institucional tendrá en sus manos dicha remodelación a la estructura del gobierno federal.

La Fundación Colosio, organización perteneciente a dicho partido, tiene un diagnóstico propio. Establece que es necesaria una reforma al gasto público, que incluya adelgazar la estructura del Estado mexicano y con ello eliminar secretarías, subsecretarías y coordinaciones, según el recopilado El futuro que vemos. Memoria de los Encuentros por el Futuro de México.

Camacho Quiroz advierte que -una vez en el gobierno federal- harían un ejercicio cuidadoso, de neurocirugía , en el análisis de la administración pública federal y así detectar qué unidades administrativas podrían quedarse, robustecerse o por el contrario disminuir su número, su tamaño o hacer una readscripción de los servidores públicos, con el fin de que sus servicios y su trabajo sea aprovechado de manera más racional.

El priísta mexiquense explica que el virtual ganador de la contienda presidencial, Peña Nieto, ve como un reto la modificación del marco jurídico de una manera integral y que la reforma hacendaria que se ha planteado tendría un amplio espectro, porque no sería sólo fiscal. De esta manera, detalla, una de las fuentes para allegarse de recursos sería la racionalidad en el gasto y ello va de la mano del redimensionamiento de la administración pública federal.

A pregunta expresa, César Camacho coincide con las voces que refieren un aumento de altos mandos en los 12 años de gobiernos de Acción Nacional.

Nosotros (los priístas), por supuesto, antes de tomar cualquier decisión, habremos de revisar estas estructuras para ver cómo puede haber una administración pública robusta, pero no obesa; fuerte pero no omnipotente; eficaz y no desmesurada.

Y por supuesto que nos interesa mucho la reivindicación del trabajo de los servidores públicos; es decir, nos importa mucho apreciar, respetar y eventualmente seguir echando mano del trabajo de muchos mexicanos que prestan sus servicios en la administración pública federal y que más allá de que militen o no en algún partido político, si son gente bien formada, gente con capacidad probada, gente con un gran sentido de responsabilidad, que tiene por delante el interés de servir a México, por supuesto que queremos que se queden .

Meses atrás, David Penchyna informó que, de acuerdo con cifras oficiales, del 2006 al 2010 aumentó el gasto corriente del gobierno federal por un monto de 307,000 millones de pesos.

Además de que hubo un crecimiento de mandos superiores en la administración federal y que, por ejemplo, en el rubro de subsecretarios aumentó de 87 puestos que había en el 2001 a 335 en el 2010 (es decir, 291%) y que los mandos superiores crecieron de 4,095 a 8,217 cargos, dijo en agosto del 2011.

El Instituto Nacional de Administración Pública, a través de su presidente, José Castelazo, ha reconocido que el andamiaje institucional requiere una remodelación, que podría incluir la revisión a fondo de cada dependencia y entidad, así como la descentralización a estados y municipios.

Cabe recordar que la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal estipula que para el despacho de los asuntos del orden administrativo, el Poder Ejecutivo contará con 18 dependencias y una Consejería Jurídica.

Las secretarías son: Gobernación; Relaciones Exteriores; Defensa Nacional; Marina; Seguridad Pública; Hacienda y Crédito Público; Desarrollo Social; Medio Ambiente y Recursos Naturales; Energía; Economía; Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación; Comunicaciones y Transportes; Función Pública; Educación Pública; Salud; Trabajo y Previsión Social; Reforma Agraria, y Turismo.

La doctora en Ciencias Sociales y especialista en Sociología Política, Arminda Ruiz, reconoce que analizar la reducción de la alta burocracia se convirtió en un tema electoral.

Yo creo que al haberse convertido en un tema electoral y que se manejara como una gran controversia dentro de los partidos, sí se vuelve un tema de la agenda pública para el siguiente gobierno .

Cabe recordar que en campaña, el candidato de la coalición Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador, propuso un plan de austeridad federal que implicaba la reducción de 50% de los sueldos de la alta burocracia y con ello generar un ahorro.

En periodo de campañas, el tabasqueño aclaró que la medida no aplicaría para 97% de los trabajadores al servicio del Estado, cuyos salarios no eran exorbitantes como los que recibe -de acuerdo con el perredista- 2.9% de la élite burocrática y que van de 1 millón a 3.3 millones de pesos anuales.

En tanto, el asesor financiero de López Obrador, Mario di Costanzo, explicó en su momento que ese plan de austeridad -que pretendía llegar a la cifra total de 300,000 millones de pesos- tenía tres fuentes.

La primera, el mencionado recorte de sueldos de los altos funcionarios, el cual podría generar un ahorro entre 95,000 y 100,000 millones de pesos; el gasto de operación del gobierno, ahorrando de 160,000 a 165,000 millones de pesos, y el gasto corriente de las entidades federativas, las cuales dejarían de percibir 50,000 millones de pesos.

Las declaraciones de López causaron polémica, ya que el propio presidente Felipe Calderón puntualizó, a través de su cuenta de Twitter, que si el gobierno federal despidiera a todos los altos funcionarios, de director a Presidente, ahorraría 2,000 millones de pesos y no 300,000 millones de pesos.

[email protected]