Pese a que el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, insistió en que funciona el operativo de seguridad en la entidad, este lunes arreció la violencia en la entidad.

En Iguala, sujetos armados dispararon la madrugada en la fachada del Servicio Médico Forense de Iguala, Guerrero. En otro hecho, el ex director de Desarrollo Rural de San Miguel Totolapan, Antonio Orozco Crescencio, fue asesinado afuera de su casa por un grupo de unos 50 hombres armados.

También este lunes, otro grupo de hombres armados atacó a balazos una casa de la comunidad de San Martín Pachivia. Los agresores asesinaron a una mujer y provocaron un incendio que dejó tres personas heridas.

En el puerto de Acapulco, cinco personas fueron ejecutadas en colonias populares; mientras que en Iguala, en el poblado de Tepecoacuilco, fueron ejecutadas cuatro personas, dos hombres y dos mujeres dentro de un restaurante.

De esa forma, pese a la presencia de cerca de 20,000 elementos federales en Guerrero desplegados por el periodo vacacional, han sido ejecutadas unas 15 personas en la entidad en las últimas 72 horas en los municipios de Iguala, Acapulco, Atoyac, Chilapa, Taxco y Teloloapan.

Héctor Astudillo aseguró que, de no ser por el operativo de las fuerzas federales, el estado se encontraría peor.

[email protected]