El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) ha reconocido que el Informe Policial Homologado (IPH) está en proceso de ser comprendido por integrantes de las corporaciones de seguridad y que persisten, desde el 2010, problemáticas como el hecho de que se utilizan formatos distintos e, incluso, adaptaciones propias en cada entidad federativa; una nula coadyuvancia entre los policías y ministerios públicos; además de que el IPH es extenso y complejo, por lo que a los uniformados les toma hasta dos horas la elaboración.

El 17 de enero pasado entró en vigor un nuevo formato del Informe Policial Homologado, que contiene cinco secciones y siete anexos, y que fue aprobado el año pasado por el Consejo Nacional de Seguridad Pública.

El SESNSP asegura que las ventajas del nuevo IPH son que está diseñado para una captura rápida y ágil. Atiende las necesidades tanto del nuevo Sistema de Justicia Penal, como de la integración de estadística e inteligencia. Se enfoca en mejorar la calidad de las puestas a disposición ante las autoridades ministeriales y judiciales de detenidos, al inhibir las posibles contradicciones y favorecer el debido proceso. Además, según el SESNSP, el nuevo formato del IPH está alineado con las nuevas disposiciones de la Ley de la Guardia Nacional, Ley Nacional sobre el Uso de la Fuerza y la Ley Nacional del Registro de Detenciones.

En una revisión hecha al IPH se observó que la primera sección del formato ordena a policías estatales, municipales e integrantes de la Guardia Nacional identificar sus datos en cuanto realicen una detención.

De la segunda a la quinta sección se debe precisar información como la cronología de cómo sucedió la detención y las causas de la misma; se solicita definir si durante la detención se realizó una inspección o una entrevista al detenido. Se pide identificar el lugar donde ocurrió la detención y, en caso de haberse realizado una inspección al sitio, identificar los objetos localizados, así como los riesgos que se asumieron, además de solicitar a los uniformados mencionar las acciones que ejecutaron para preservar el lugar de los hechos, entre otras cosas más.

El IPH muestra también un gráfico del cuerpo humano para identificar el lugar donde le fueron hallados objetos presumibles de crimen al detenido.

Derivado de deficiencias en el llenado de este informe es como se eximió de delitos federales a Óscar Andrés Flores Ramírez, el Lunares, presunto jefe de la Unión Tepito, ya que se indicó en el informe, realizado por policías y marinos, que el presunto criminal fue detenido en un vehículo; pero un video aportado por la defensa evidenció que se hizo dentro de una vivienda.

[email protected]