El candidato presidencial de la coalición Compromiso por México, Enrique Peña Nieto, ofreció ser aliado de Beatriz Paredes, para ganar el Distrito Federal y el país, porque no puede permitirse un gobierno local aislado de la administración federal.

Seremos aliados, vamos a hacer campaña juntos porque juntos queremos gobernar a la Ciudad de México y a todo el país , afirmó en su discurso para respaldar el arranque de campaña de la aspirante priista a la Jefatura del Gobierno del Distrito Federal.

En el acto, el candidato de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Verde Ecologista de México (PVEM) advirtió que la eficacia no se logra con gobiernos aislados, sino con gobiernos unidos para servir a la capital.

Por ello llamó a los capitalinos a reflexionar su voto, porque con el definirán el destino de la Ciudad de México y del país, y a reconocer que el proyecto del PRI propone un cambio positivo, para revertir lo que no funciona y lastima a los mexicanos.

En el Auditorio Nacional, dijo que los mexicanos no quieren un país donde se ve cómo se incrementa la pobreza, ni ver cómo México se proyecta al mundo como una nación insegura, violenta, en la que se ha perdido la paz, el orden y la libertad.

Tampoco, dijo, quieren un país con un crecimiento económico lento, que no genera empleo para millones de mexicanos y no aprovecha el bono demográfico que representan millones jóvenes quienes podrían estar en el sector de la población económicamente activa.

A decir del candidato presidencial, el PRI es el partido que mejor ha entendido qué es en democracia como se debe competir de manera madura y civilizada, y que a partir de ahí se construyen mejores condiciones para la sociedad para la que se aspira a gobernar.

Con igual compromiso, sostuvo, se quiere gobernar la Ciudad de México, abundó en el Auditorio Nacional, y aseguró que la capital demanda que quien gobierne tenga en su haber experiencia y capacidad en el servicio público.

Además recordó que la Ciudad de México fue de las primeras en dar pasos importantes para la consolidación del régimen democrático, y por ello su habitantes deben ver en esta elección una gran oportunidad para reafirmar la condición democrática de la ciudad y del país.

Peña Nieto ofreció a Paredes Rangel una alianza sólida y comprometida, de trabajo conjunto y compartido de ganar los comicios a nivel federal y local, no gobiernos aislados, sino gobiernos unidos para servirle a la Ciudad de México .

klm