El gobierno de Enrique Peña Nieto apuntó que México ha expresado, "y seguirá expresando", su rechazo categórico al uso, desarrollo, e incluso a la amenaza de utilización de armas nucleares.

El Primer Mandatario mexicano acudió este jueves a la cena que su homólogo estadunidense, Barack Obama, ofreció en la Casa Blanca, en Washington, a los Jefes de Estado y de Gobierno que participarán este viernes en la Cumbre de Seguridad Nuclear.

Mediante un comunicado, la Presidencia de la República aseguró que se apoyarán los esfuerzos internacionales para promover el desarme y evitar la proliferación de armas nucleares, garantizar la seguridad de materiales e instalaciones nucleares, y prevenir el terrorismo nuclear.

Con responsabilidad global, México está cumpliendo los objetivos de seguridad nuclear que promueve esta Cumbre .

La dependencia federal considera que México es reconocido en el mundo por su política exterior en favor de la paz y en contra de la carrera armamentista nuclear.

Asimismo, la Presidencia indicó que nuestro país también reconoce el derecho de todos los Estados a beneficiarse del uso pacífico de la energía nuclear para su desarrollo.

Nuestro país asume el objetivo de esta Cumbre de fortalecer los esquemas de cooperación de seguridad nuclear a nivel global, regional y nacional , se lee en comunicado.

El gobierno federal informó en su momento al Senado que se prevé que en la Cumbre se adopte un comunicado conjunto y cinco planes de acción para fortalecer la labor de la ONU, del Organismo Internacional de Energía Atómica, de la Interpol, de la Iniciativa Global contra el Terrorismo Nuclear y de la Asociación Global para la No Proliferación de Materiales y Armas de Destrucción en Masa.

Este viernes, Peña Nieto participará en la sesión inaugural sobre "Acciones Nacionales para mejorar la Seguridad Nuclear".