Entre enero y mayo del año en curso se han registrado 315 feminicidios a nivel nacional. De entre los estados con mayor índice de homicidios con perspectiva de género, cuatro de ellos renovarán su gubernatura tras las elecciones del pasado 1 de julio.

De acuerdo con el documento “Información delictiva y de emergencias con perspectiva de género” del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, con corte al 31 de mayo, Veracruz, donde gobierna actualmente la alianza PAN-PRD, es la entidad que mantiene el índice más elevado de feminicidios, con 28 casos registrados.

Tras los comicios pasados se declaró electo como sucesor a la gubernatura al candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Cuitláhuac García.

En la Ciudad de México, bajo una administración perredista, se registraron 19 delitos de feminicidio, aquí el próximo gobierno será morenista.

Jalisco, entidad gobernada por el PRI contabilizó 16, y Chiapas, en donde gobierna el Partido Verde Ecologista, cerró con 13 casos.

Mientras que Tabasco registró 12 feminicidios, Puebla, Guanajuato y Morelos nueve, respectivamente, y Yucatán dos casos.

Por otra parte, los estados con los índices más altos de feminicidios son Nuevo León con 27 casos; el Estado de México con 25, Chihuahua y Guerrero con 20, respectivamente, y Sinaloa con 19, al contrario de Baja California Sur, Campeche y Querétaro, que no han contabilizado casos.

De acuerdo con el Instituto Nacional de la Mujeres (Inmujeres) de las nueve entidades que contarán con nuevo gobierno, Veracruz, Chiapas y Morelos mantienen vigente Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM), al contrario de Puebla, Tabasco y Guanajuato, en donde se notificó la no procedencia de la AVGM. Mientras que Jalisco, Yucatán y la Ciudad de México se mantienen en trámites pendientes.

La Alerta de Género consiste en acciones gubernamentales que tienen como objetivo erradicar la violencia feminicida.