El Instituto Nacional Electoral (INE) aseguró que será decisión de cada partido renunciar a 50% de sus prerrogativas como lo propuso el presidente Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo, para ello deberá notificarse al órgano autónomo.

Luego de participar en el Seminario: Reforma Electoral de Cara al Futuro Inmediato, en la Universidad Nacional Autónoma de México, el consejero presidente Lorenzo Córdova manifestó que los recursos a los que decidan renunciar los partidos serán regresados a la Tesorería de la Federación, como sucedió tras los sismos del 2017, cuando se estableció la ruta legal para que las fuerzas políticas destinaran recursos para los damnificados.

“El INE estableció e hizo pública cuál era la única ruta legal que existe para que los partidos políticos puedan eventualmente dejar de recibir la totalidad de dinero que por ley les corresponde, y esa vía es que se le notifique al INE que no quieren recibir una parte de las ministraciones, es decir, una parte del dinero que se les entrega mensualmente a los partidos”.

El financiamiento que corresponde a los partidos políticos nacionales para el ejercicio 2020, aprobado por la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos del INE el 6 de agosto, es de 5,239 millones de pesos.

Morena recibirá más de 1,760 millones de pesos, es decir, el partido con mayores recursos; después Acción Nacional, con 970.4 millones de pesos, y el Partido Revolucionario Institucional, con más de 914.6 millones de pesos.

El Consejo General del INE precisó que calculará la bolsa de financiamiento anual tanto para la prerrogativa postal como telegráfica y las distribuirá inicialmente entre los siete partidos políticos nacionales, y de forma previsora se reservará para el segundo semestre un importe para garantizar la franquicia telegráfica y la franquicia postal a los nuevos partidos políticos que obtengan registro.

Córdova recordó que la fórmula para establecer el presupuesto de los partidos políticos se incluye en la Constitución mexicana y no es el INE quien lo decide. Esto se obtiene al multiplicar el número de personas inscritas en el Padrón Electoral por 65% del valor diario de la Unidad de Medida y Actualización. El monto resultante se distribuye 30% igualitario entre los partidos y 70% de acuerdo con el porcentaje de votos obtenido en la elección de diputaciones federales inmediata anterior.

Finalmente, el consejero presidente del INE consideró necesario que la base del cálculo de los montos del financiamiento a los partidos sea revisada y discutida por los legisladores.

[email protected]