Guadalajara, Jal. Aunque en el país los panistas identificados con la corriente del Yunque se aliaron a los maderistas para enfrentar al grupo que encabeza el presidente Felipe Calderón y que pretende adelantar para noviembre la Asamblea Nacional que definirá el rumbo del blanquiazul, en Jalisco no se advierte un escenario claro sobre el futuro del partido que perdió la gubernatura luego de 18 años.

En el estado, la corriente ultraconservadora del partido -en la que su ubican personajes como el gobernador Emilio González Márquez, el hombre de mayor influencia en el actual gobierno estatal Herbert Taylor Arthur y el excandidato al gobierno de Jalisco, Fernando Guzmán Pérez-Peláez-, no se ha manifestado en favor o en contra de que sean los calderonistas quienes encabecen la reconstrucción del partido.

Cada uno de esos liderazgos es representativo y tiene cosas qué aportar al partido, pero en el debate nacional se nos está olvidando escuchar la voz de la militancia panista en todos los estados y en los municipios , manifestó Carmen Lucía Pérez Camarena, diputada federal electa por Jalisco y consejera nacional del PAN.

Tras participar en las reuniones a puerta cerrada que el panismo local sostuvo primero con el dirigente nacional de su partido, Gustavo Madero, y luego con el presidente Felipe Calderón la semana pasada, la legisladora federal electa -identificada con el ala conservadora del blanquiazul y muy cercana al gobernador Emilio González-, aseguró que la militancia local no abonará a la confrontación .

Sin embargo, la Consejera Nacional panista admitió no estar a favor de la destitución del dirigente nacional de su partido antes de que concluya, en el 2013, el periodo para el cual fue electo.

Si seguimos con esa idea de que cada vez que haya una elección y no se den los resultados que quisiéramos, se tiene que ir el Presidente del partido, nunca vamos a ser consistentes como institución .

En Jalisco, la corriente ultraconservadora perdió todo en la pasada elección del 1 de julio, mientras el grupo que obtuvo el triunfo con la mayoría de las posiciones tanto en los Congresos local y federal como el las presidencias municipales, fue el encabezado por el exdirigente estatal panista, Hernán Cortés Berumen, quien se perfila como próximo coordinador de la bancada panista en el Congreso; grupo que, por cierto, mantiene también el control del partido en el estado.

politica@eleconomista.com.mx