México no ha considerado importante acercarse diplomáticamente a los países del Caribe ni de Centroamérica y ahora estamos pagando las consecuencias, aseveró el exembajador de México en Cuba, Ricardo Pascoe Pierce.

En entrevista planteó que la falta de apoyos de las naciones de esas regiones a México en su intención de lograr que en la pasada reunión de cancilleres de la OEA, realizada en Cancún, se aprobara una condena al gobierno de Venezuela por la difícil situación que padece su población, se debe a que el gobierno mexicano no ha hecho un buen trabajo diplomático en la región.

Ahora estamos pagando la factura de nuestro abandonado porque esos países decidieron no apoyar algo que para México era absolutamente vital y que ha resultado ser la derrota diplomática más grande de México en los últimos 15 o 20 años , aseveró.

El exfuncionario señaló que es muy importante que México cuide la impresión que está dando en materia de política exterior, además de ser el operador político de Washington .

Destacó que eso es sumamente negativo porque así no va a poder construir la imagen que requiere en otros países latinoamericanos. Pues no van a querer compartir proyectos con nosotros si sienten que lo que le está haciendo a ­México es en realidad operar las políticas de Estados Unidos.

Enfatizó que eso es particularmente grave si se toma en cuenta que México es el país más ofendido retóricamente por el ­presidente estadounidense, ­Donald Trump. no obstante, se da la impresión de que nuestra política exterior se ha doblegado a Washington .

Para el político mexicano, el problema es que México está en una posición de muy poca ­autoridad moral frente a AL. México no ha sopesado una relación particular en la zona y un ejemplo de eso es que nunca participó en la operación de paz en Haití, a pesar de su proximidad geográfica.

Este vacío de una política mexicana hacia el Caribe fue llenado por Cuba, que ha tenido una política muy activa hacia los países caribeños, por ejemplo, educando en sus universidades a sus funcionarios y profesionistas.

Dijo que cuando Hugo Chávez llegó al gobierno de Venezuela, Cuba, además de fortalecer su relación con Caracas, que también le convenía por el tema del abasto del petróleo, le transfirió conciencia sobre la importancia de fomentar la relación con los países caribeños.

Venezuela comenzó a apoyar a las islas caribeñas con el petróleo y a países centroamericanos también como El Salvador. Destacó que hoy por hoy el conjunto de los países caribeños y centroamericanos le deben a Venezuela más de 3,000 millones de dólares.

El cambio viene desde Salinas

Explicó que la tradición diplomática de México cambió en la administración de Carlos Salinas. particularmente con el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá y se acentuó con la llegada de Vicente Fox, específicamente por la política ejercida por el secretario de Relaciones Exteriores, Jorge G. Castañeda, que fue de entreguismo total a Washington , pensando que era una estrategia inteligente.

De ahí surgió la política de ­conflicto con Cuba que era para congraciarse con Washington. Desde entonces México no ha logrado enderezar correctamente su política exterior, abundó.

Para el exembajador, el hecho fue que México en realidad le dio la espalda a América Latina y se incorporó a América del Norte y a un acuerdo político estratégico.

A partir del TLC el tema del Caribe, incluso Centroamérica era relativamente irrelevante .

Mencionó que luego del conflicto con Cuba iniciado durante el periodo de Castañeda en la cancillería mexicana, el último secretario de Relaciones Exteriores de México que intentó ­estrechar vínculos con esas naciones fue Luis Ernesto Derbez, quien abrió la embajada en Santa Lucía.

Recordó que México ni siquiera tiene embajada en la mayoría de esos países.

diego.badillo@eleconomista.mx