Con respaldo de los centros de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez y Derechos Humanos de la Montaña de Tlachinollan, Bernabé Abraham e Hilda Legideño, padres de normalistas de Ayotzinapa y otras familias de los 43 desaparecidos, serán recibidos por el Comité Contra Desapariciones Forzadas de la ONU en Ginebra, Suiza, sin ser vinculatoria, donde la CNDH a nombre de Estado Mexicano, rendirá por primera vez un informe.

Los mencionados padres de los jóvenes desaparecidos desde el 26 de septiembre del año pasado y que la Procuraduría General de la República (PGR), cambio la figura jurídica de desaparecidos a muertos’’, llevan las demandas que se han hecho patentes en diferentes movilizaciones masivas, la última ocurrida el pasado lunes 26 de enero en el sentido que se esclarezcan los hechos y se castigue a los responsables.

Informes del Centro Agustín Pro exponen que Bernabé Abraham e Hilda Legideño irán acompañados de abogados de ambas Organizaciones Gubernamentales (ONG´S) mexicanas que por ese carácter legal, serán recibidos por los 10 expertos internacionalistas en derechos humanos del Comité, que es resultado de la Convención Internacional para la Protección de todas las Personas Contra las Desapariciones Forzadas.

Compromiso que el gobierno mexicano firmó y ratifico como nación número 44 y la adhesión durante las administraciones en las que estuvieron al frente gobiernos del Partido Acción Nacional (PAN), que sin embargo, se encuentra aún inconclusa debido a que nuestro país, aún con el gobierno del presidente surgido del PRI de Enrique Peña Nieto, no ha aprobado la Ley General sobre Desapariciones Forzadas e Involuntarias.

Esto pese que hasta la Comisión de Derechos Humanos (CNDH), hoy al frente de Raúl González Pérez ha conminado al gobierno actual apruebe la mencionada Ley para dar cumplimiento a las obligaciones que asumió sobre ese tema, que en México además de los 43 normalistas de Ayotzinapa, está marcado por la aceptación oficial de la existencia de 23,000 desaparecidos o ausentes.

rarl