El gabinete de seguridad del gobierno federal informó que la Policía Federal (PF) y el Ejército mexicano tienen el control de 20 municipios de Tierra Caliente, y que a más tardar en el transcurso de este viernes quedará asegurada la totalidad de los municipios que forman parte de esa región de Michoacán, en los que se acusa por parte de los grupos de autodefensa el acecho del grupo delictivo de Los Caballeros Templarios.

En el día tres de implementado el Acuerdo de Apoyo Federal, el secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Monte Alejandro Rubido, informó ayer que las tareas de vigilancia se han realizado de manera ininterrumpida y sin que se hayan suscitado incidentes.

Informó que 20 municipios habían sido ya resguardados, y en primeras horas de hoy habrán asumido la función en la totalidad de los municipios que forman parte de esta estrategia. Destacó que la presencia de fuerzas federales está en toda la región, es decir, en la totalidad de los municipios con independencia de que se haya asumido o no la conducción de la seguridad pública municipal.

Respecto del número de policías municipales desarmados y trasladados hacia el Centro de Adiestramiento Regional de la Sexta Región Militar en Mazaquiahuac, Tlaxcala, para llevar a cabo la evaluación, se dijo que 35 elementos de Coalcomán, 37 de Churumuco y 160 de Uruapan, más los 156 de Apatzingán que se trasladaron el miércoles, suman un total de 388 elementos en proceso de evaluación.

Al mediodía, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, presentó ayer al comisionado para la seguridad y el desarrollo de Michoacán, Alfredo Castillo Cervantes, ante el gabinete social y económico a nivel federal, con el propósito de delinear acciones para reconstruir el tejido social y devolver la seguridad en aquella entidad.

jmonroy@eleconomista.com.mx