El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, aseguró que la detención de Rubén Núñez y Francisco Villalobos, los dos líderes de la CNTE en Oaxaca, no tiene interés político ni el propósito de reducir a esa organización sindical disidente.

Particularmente, en el caso de Núñez Ginez, el secretario explicó que la detención es por el delito de lavado de dinero que presuntamente habría cometido y no por cuestiones políticas.

Es un tema de desviación de recursos que están acreditados o se están acreditando con la PGR y por eso actuó en consecuencia esta institución. Quienes quieran mezclarlo con un tema de otra índole, meramente político, están totalmente equivocados. Es desvío de recursos .

Sobre la defensa que anunció Andrés Manuel López Obrador para Rubén Núñez y Francisco Villalobos, expresó: Ya no me extraña del señor López que esté haciendo este tipo de señalamientos, cuando antes acordó con ellos .

Por su parte, el subprocurador Gilberto Higuera dijo que están pendientes de cumplimentar otras 24 órdenes de aprehensión en contra de otros integrantes de la CNTE, a quienes se les acusa de diversos delitos.

Movilizaciones en Oaxaca

Luego de la detención de Rubén Núñez y Francisco Villalobos, cabezas de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), el magisterio disidente exigió en distintos puntos del país su liberación.

En Oaxaca maestros de la Sección 22 realizaron distintos bloqueos carreteros en diferentes zonas del estado, entre ellos la vía que lleva al aeropuerto de la capital, así como la toma de vehículos de distintas empresas.

Los cierres de carreteras se dieron en el Istmo de Tehuantepec, Costa, Mixteca y la capital del estado, entre otras.

A las protestas se sumaron docentes de Chiapas, quienes bloquearon diferentes vías en Tuxtla Gutiérrez y las zonas de los Altos, la Costa y la zona fronteriza de la entidad.

A un mes de iniciado el paro de labores convocado por la CNTE, en protesta por la implementación de la reforma educativa, los maestros chiapanecos agregaron a su exigencia de la instalación de una mesa de diálogo con el gobierno federal, la liberación de Núñez y Villalobos.

Asimismo, en la Ciudad de México, los integrantes de la CNTE que mantienen un plantón en la Ciudadela se trasladaron a las instalaciones de la PGR para exigir que los dirigentes de la Sección 22 sean puestos en libertad.