Organizaciones de defensa de migrantes pidieron que estos sean incluidos en un plan emergente de vacunación contra Covid-19 con el que México quiere apresurar la reapertura de la frontera terrestre con Estados Unidos, cuya dinámica economía local ha quedado paralizada debido a la pandemia de coronavirus.

Miles de migrantes latinoamericanos, en su mayoría centroamericanos, han llegado a la frontera esperando el momento de cruzar hacia territorio estadounidense con la esperanza de tener una mejor vida que la que dejaron en sus países, de los que salieron huyendo de la pobreza y la violencia.

De acuerdo con datos proporcionados por albergues, hay cerca de 4,000 migrantes varados en ciudades del estado Baja California como Tijuana y Mexicali y más de la cuarta parte viven desde hace meses en un campamento improvisado a un costado del cruce fronterizo El Chaparral.

"Excluir a los migrantes los pone en mayor riesgo de contraer la enfermedad y también impide cerrar el círculo de la propagación de la pandemia", dijo Esmeralda Siu, coordinadora de la Coalición Pro Defensa del Migrante que agrupa seis albergues en Baja California, fronterizo con California.

"La Secretaría de Salud continúa haciendo visitas esporádicas a los albergues pero hasta el momento no hay un esquema o plan de vacunación que incluya a las personas migrantes, lamentablemente", añadió.

México inició esta semana la vacunación contra Covid-19 de su población mayor de 18 años en Baja California, que tiene en Tijuana uno de los cruces más transitados del mundo. Para ello, está usando las 1.35 millones de vacunas de Johnson & Johnson donadas por Estados Unidos.

Consultado sobre la petición de los activistas, el secretario de salud de Baja California, Óscar Alonso Pérez, dijo que sí se analizar aplicar dosis a migrantes, pero no dio detalles.

"Tienen días asignados para vacunación", dijo, sin especificar las fechas.

La semana pasada el representante del federal en ese estado, Alejandro Ruiz, dijo que migrantes de algunos albergues ya habían sido vacunados, pero directivos de al menos 10 centros comentaron que seguían esperando respuesta de las autoridades.

Karla Valenzuela, investigadora de migración de la Universidad Iberoamericana dijo en un reciente informe que "los casos de migrantes que han fallecido de Covid-19 están relacionados con el tiempo que han tardado en ir a los hospitales y problemas de acceso a la asistencia sanitaria".