Por instrucciones del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos personales (INAI), la Auditoría Superior de la Federación deberá entregar información sobre las denuncias penales que ha presentado entre 1998 y el 2014, derivado de las revisión de cuentas públicas.

Durante su sesión de este miércoles, el pleno del INAI determinó lo anterior a propuesta del comisionado Joel Salas Suárez, quien en su exposición explicó que el particular solicitó en formato excel los dato sobre las 741 denuncias penales que la ASF ha presentado derivado de irregularidades encontradas en las cuentas públicas desde 1998 hasta el 2017.

En respuesta, la Auditoría entregó parte de la información en un formato distinto, declaró inexistentes los datos del 2015 y del 2016; reservó parte de la información como confidencial, además de señalar que desconoce el monto total al que asciende el probable daño por desviación de recursos.

Al respecto, el comisionado argumentó que desde 1998 a la fecha, la ASF ha presentado 741 denuncias penales por un monto de 41,977 millones 919,408 pesos, de las cuales 636 se encuentran en litigio y sólo 25 terminaron con personas consignadas y con ejercicio de acción penal.

Esto significa que apenas 3.3% de las averiguaciones han derivado en castigos, tema que es importante, porque muchas averiguaciones se refieren a casos relevantes sobre la corrupción de gobernadores, se precisó.

Además, recordó que la propia ley señala que no se puede reservar información cuando se trata de actos de corrupción.