Ginebra.- El Comité de Naciones Unidas contra la Discriminación Racial (CERD) instó a México a tomar las medidas necesarias para eliminar la "discriminación estructural e histórica" que existe en el país contra los pueblos indígenas.

El CERD revisó el informe de México sobre Discriminación Racial los días 14 y 15 de febrero y este lunes presentó sus recomendaciones al gobierno de México sobre sus principales motivos de preocupación, además de ofrecer su reconocimiento por los avances logrados.

En las recomendaciones, el CERD pidió tomar medidas para eliminar la discriminación estructural e histórica dentro del Estado a través de políticas de inclusión social .

Esto con el fin, apuntó, de que se reduzcan los altos niveles de desigualdad y (se) reduzcan los niveles de pobreza y extrema pobreza a fin de garantizar plenamente a todos los mexicanos y mexicanas, en especial los y las indígenas el goce de sus derechos .

Especialmente, el derecho a la educación, salud, seguridad social, vivienda, servicios básicos y alimentación , añadió el Comité.

Observó que la legislación aplicable a los casos de los pueblos indígenas varía mucho entre los estados y reiteró su preocupación porque la legislación nacional no tipifica como delito la difusión de ideas basadas en la superioridad o el odio racial.

Tampoco sobre toda incitación a la discriminación racial o actos de violencia por motivos raciales, en particular contra las personas indígenas y afrodescendientes.

El CERD pidió a México a respetar los sistemas tradicionales de justicia para los pueblos indígenas, en particular mediante el establecimiento de una jurisdicción especial. También mencionó la falta de acceso a la justicia que enfrentan los pueblos indígenas.

El Comité externó por otra parte su inquietud por la situación de los trabajadores migrantes en México y la de los migrantes en tránsito, y expresó su preocupación por la vulnerabilidad de estas comunidades a los secuestros, torturas y asesinatos .

Además, se refirió a los informes de violencia en el contexto de la lucha contra la delincuencia organizada y sus posibles implicaciones para la protección de los derechos humanos de la población.

El CERD expresó su preocupación por los hechos que se han producido en fecha reciente socavando la integridad física de los defensores de los derechos de los pueblos indígenas, algunos de los cuales fueron asesinados.

Recomendó investigar estos homicidios, castigar a los responsables y de igual forma llamó al gobierno a acelerar la adopción de una legislación específica que garantice la protección de los defensores de los derechos humanos.

De otro lado, el CERD felicitó a México por la entrada en vigor de la reforma de la Constitución Política, particularmente en materia de amparo, proceso penal y acciones colectivas.

Además, por elevar a rango constitucional los tratados internacionales sobre derechos humanos ratificados por el Estado parte, incluida la Convención; permitiendo así su aplicación directa, tomando en cuenta que aún falta legislación secundaria para implementar de lleno dicha reforma en materia de Derechos Humanos .

El Comité dio la bienvenida a los programas y a la institucionalidad creada en el país para combatir la discriminación racial, en particular destaca el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED).

Asimismo, la Ley General de Derechos Lingüísticos de los Pueblos Indígenas y el Programa para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas 2009-2012.

El Comité destacó la continua colaboración del Estado parte con la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH) desde 2002, y felicita el fortalecimiento de dicha colaboración a través de los años".

klm