Con al menos 94,450 personas desaparecidas en México, este lunes llegó a nuestro país el Comité contra la Desaparición Forzada, (CED por sus siglas en inglés) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), quien desde 2013 había solicitado en reiteradas ocasiones visitar la nación ante el contexto de desapariciones generalizadas en gran parte del territorio.

Esta es la primera visita que dicho comité realiza a un país desde su creación en 2010 y será la cuarta que México recibe de un órgano del tratado de la ONU. El CED viajará a 12 estados para encontrarse con autoridades federales y estatales, así como con los responsables de establecer e implementar las políticas públicas relacionadas, además de reunirse con víctimas, representantes de la sociedad civil, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, organizaciones internacionales, entre otros.

También buscarán asistir a exhumaciones realizadas por las autoridades y grupos de víctimas, además, la delegación visitará lugares de privación de la libertad como cárceles y centros de detención, para examinar sus sistemas de registro como medio para prevenir las desapariciones forzadas. La visita se llevará a cabo del 15 al 27 de noviembre.

Al recibir al grupo de expertos, el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas Rodríguez, reconoció que el Estado no ha podido enfrentar esta crisis humanitaria.

En presencia de la presidenta del comité, Carmen Rosa Villa Quintana, y otros cinco miembros, el subsecretario señaló que esta crisis en la materia es “la herencia más dolorosa que está enfrentando el Gobierno de México”.

Por lo que esta administración busca construir “un nuevo paradigma en materia de las políticas públicas y responsabilidades del Estado para enfrentar esta crisis, que no hemos podido superar, pero que estamos empeñados en que el Estado mexicano cumpla con su responsabilidad”, dijo.

Alejandro Encinas Rodríguez también aseveró que al inicio de este gobierno el Estado se abrió plenamente al escrutinio y a la fiscalización internacional y reconoció la crisis humanitaria y de derechos humanos en que se encontraba nuestro país, en particular la crisis de desaparición de personas.

Cabe señalar que esta no es la primera vez que México es evaluado por el CED. En 2015, el comité reconoció en su primer informe que nuestro país existían un contexto de “desapariciones generalizadas en gran parte del territorio”, mientras que en 2018, durante la evaluación de seguimiento, se dijo que la falta de datos confiables sobre desapariciones, así como el alto número de cuerpos sin identificar y fosas clandestinas, eran las principales preocupaciones en la materia.

Asimismo, hasta abril de 2021, este comité habría recibido 424 acciones urgentes sobre casos de desaparición en México, de un total de 1,031 registros de todo el mundo, sólo por debajo de Iraq.

Celebran llegada

El Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México y organizaciones defensoras de los derechos humanos llamaron al gobierno a asumir compromisos claros y precisos, y a cumplir de buena voluntad todas las recomendaciones que el CED emita.

Señalaron que debido a que aún no existe una coordinación efectiva entre las acciones de búsqueda y los procesos de investigación, así como la participación de las familias en la planeación y ejecución de búsquedas, el Comité es una oportunidad para obtener una visión más amplia, experta, con las mejores prácticas y los más altos estándares internacionales.

Asimismo, recordaron que existe una crisis forense, que ha dejado por lo menos 52,004 personas fallecidas sin identificar, aunado a que la impunidad en los casos de desaparición supera el 98%, ya que sólo existen 35 sentencias condenatorias por el delito de desaparición de personas. Además de que se han documentado 12 asesinatos a familiares de personas desaparecidas por buscar a sus seres queridos.

Infonavit apoya a familiares de desaparecidos

El Infonavit dio a conocer que ha implementado protocolos para que los familiares de personas desaparecidas no tengan que preocuparse por el pago de sus créditos hasta por 12 meses, con opción de renovarse todas las veces que sea necesario, ya que siempre y cuando se acredite la ausencia del acreditado, se detendrá el cobro de las mensualidades y no se genera ningún tipo de interés.

Se recordó que dentro del Instituto existen actualmente protocolos de acción a implementar en caso de que algún acreditado sea víctima de desaparición forzada o que sea víctima de algún siniestro tras el cual no pueda ser localizado.

Por lo que si eso ocurre, lo primero que se debe hacer es avisar a las autoridades y obtener una Declaración de Ausencia, para luego solicitar la aplicación de una Prórroga Promocional que busca no generar intereses sobre el crédito  y se pausa el pago de la mensualidad, mientras se localiza a la persona desaparecida, se obtiene la declaratoria de fallecimiento o la declaratoria de presunto fallecimiento.