Ginebra. La Alta Comisionada de Naciones Unidas para Derechos Humanos, Navi Pillay, hizo un llamado al gobierno de Estados Unidos para cooperar con México en la investigación de las muertes de varios mexicanos asesinados por agentes fronterizos.

El portavoz de la Alta Comisionada, Rupert Colville, destacó que existe preocupación por una especie de patrones de muertes similares a la de Adrián Hernández Güereca, asesinado por un agente de la Patrulla Fronteriza de EU y las de Anastasio Hernández Rojas, golpeado hasta la muerte en el 2010; Ramsés Barrón, asesinado en el 2011, y José Alfredo Yáñez Reyes, muerto el mismo año.

Asimismo urgió a las autoridades de EU a asegurar que las acciones de la Patrulla Fronteriza se ajustan a los estándares internacionales.

Al ser cuestionado sobre el caso de Adrián, Colville recordó: Recientemente hemos sido informados de que el Departamento de Justicia de EU decidió cerrar la investigación de este incidente .

Colville también se refirió a una petición mexicana de detención provisional con fines de extraditar al agente de la Patrulla Fronteriza, presuntamente responsable de la muerte de Hernández, lo que también ha sido negado.

La oficina de Pillay también ha recibido nuevas denuncias sobre el uso excesivo de la fuerza por parte de agentes de la Patrulla Fronteriza.

[email protected]