La Comisión Permanente del Congreso solicitó al Gobierno del Distrito Federal que informe sobre las acciones que realiza para que las autoridades facultadas para aplicar el nuevo Reglamento de Tránsito para el Distrito Federal cuenten con la capacitación necesaria, a fin de prevenir e inhibir actos de corrupción.

A través de un punto de acuerdo aprobado a mano alzada y promovido por senadores del PRI, la asamblea pidió ser informada, además, respecto de las acciones que se llevan a cabo para que la ciudad de México cuente con una señalización vial en buen estado y acorde con el citado nuevo ordenamiento.

Diputados federales y senadores requirieron también conocer las acciones en materia de comunicación social que concienticen y promuevan entre los capitalinos la adopción de los valores contenidos en el nuevo reglamento vial, vigente desde el pasado 15 de diciembre.

Desde la tribuna, la senadora Martha Palafox (PT) exigió saber en qué se basaron las autoridades capitalinas, de manera objetiva, para establecer los montos máximos y mínimos de las multas.

Esto le da a la policía la discrecionalidad para que los agentes impongan las sanciones o presionen para extorsionar, lo que evidentemente está generando actos de corrupción’’.

Aclaró no estar en contra del reglamento, sino de su aplicación recaudatoria a discreción .

Para la senadora independiente, Martha Angélica Tagle Martínez, el objetivo de promocionar una cultura vial y de mejorar la movilidad, a través de la aplicación del nuevo reglamento, así como de buscar la disminución del número de accidentes viales en la ciudad de México, quedó en el olvido al entrar en vigor la normatividad.

Que no nos quieran engañar las autoridades del Distrito Federal. No se trata de un modelo para prevenir accidentes, sino para recaudar impuestos , concluyó.

[email protected]