Los Legionarios de Cristo aseguraron que su congregación, que fundó Marcial Maciel, acusado de abuso sexual, siempre ha estado abierta a colaborar con las autoridades civiles y eclesiásticas, así como a atender cualquier requerimiento.

La congregación externó su disposición en respuesta a la denuncia de hechos presentada por la diputada Leticia Quezada Contreras ante la Procuraduría General de la República (PGR) contra los líderes de la legión, al considerar que los abusos sexuales y otros delitos cometidos hacia menores no han sido castigados penalmente.

En un comunicado, subrayó que "dar a conocer el contenido de una denuncia de carácter penal sin que previamente haya sido valorada por la autoridad ministerial, y sin que se haya respetado el derecho de audiencia que todo ciudadano tiene, es una irresponsabilidad'.

Asimismo, destacó, dar esa información "tiene como único propósito denostar y afectar el buen nombre de muchos hombres y mujeres que con honestidad y sinceridad han elegido un camino de servicio a los demás, sean laicos o religiosos".

Además, los legionarios advirtieron que de la lectura del escrito dado a conocer por la denunciante, se observó que se basa en notas de prensa y en información difundida por medios de comunicación, cuya calificación y sin intervención de la autoridad competente, es generadora de un daño moral.

'La congregación ha hecho frente con humildad y con apertura a los hechos que hemos conocido en relación con la vida de nuestro fundador, el padre Marcial Maciel Degollado', señalaron.

Puntualizó que en cuestión de justicia, 'no podemos tolerar denuncias gratuitas cuyo propósito es generar un ambiente de linchamiento mediático carente de todo sustento legal".

apr