Tras acusar a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación de participar en una simulación al avalar el término de las relaciones laborales entre Grupo México y los mineros en Cananea, el dirigente de ese gremio, Napoleón Gómez Urrutia, aseguró que ningún trabajador cobrará su liquidación. 

Seguiremos en la lucha, los trabajadores no van a cobrar ninguna liquidación, no van a regalar su trabajo, su vida, sus contratos colectivos a una empresa que se ha caracterizado por ser totalmente explotadora de los trabajadores sin respeto a su dignidad de clase , expresó en entrevista radiofónica con Carmen Aristegui.

Desde su autoexilio en Canadá, Napito advirtió que no le va a ser fácil a la empresa operar la mina, ni con cientos o miles de policías .

Dijo que el operativo para desalojar las instalaciones fue una agresión más en contra del sindicato que encabeza y aseveró que en él participaron entre 2,000 y 3,000 policías federales que dejaron dos heridos.

Esta nueva agresión, pues es el colmo, es verdaderamente un monumento al servilismo, al entreguismo de las autoridades federales hacia una empresa, que las han puesto en evidencia en muchas ocasiones .

Y esto, desde luego, es una agresividad tremenda, porque todos sabemos que esta decisión, ya la han comentado el Secretario del Trabajo, el Subsecretario, es producto de una simulación , afirmó.

Sobre la decisión de sellar la mina de Pasta de Conchos, aseguró que es parte de la estrategia del presidente Felipe Calderón, donde se está utilizando a los gobiernos de los estados para ello.

politica@eleconomista.com.mx