Los recientes resultados electorales en la Cámara de Diputados darán pie a nuevos escenarios de gobernabilidad para el país, ya que los partidos a nivel federal se la jugarán entre aceptar la continuidad de la agenda de Morena; la necesidad de impulsar negociaciones entre los partidos de la oposición o incluso una posible fragmentación de éstos, expusieron expertos.

Para Fernando Dworak Camargo, experto en estudios legislativos y académico del ITAM, entre los escenarios más lógicos que se darán, luego de que Morena perdiera su mayoría absoluta en San Lázaro, está la necesidad de realizar negociaciones eficientes con uno o varios partidos para lograr impulsar aquellas reformas constitucionales que no podrá aprobar con facilidad, ello sin contar que el PAN, PRI, PRD y MC actúen cohesivamente para bloquearlo. 

El especialista opinó, a su vez, que la oposición se enfrentará a un reto similar ya que, pese a que consiguieron hacerle frente a Morena en San Lázaro, tampoco podrán ver realizada una agenda proactiva, ello debido a que lejos de contar con el apoyo suficiente para su votación en San Lázaro, éstos no controlan la Cámara de Senadores, órgano necesario para avanzar en su agenda.

El politólogo también expresó que más allá de quitarle a Morena y aliados la mayoría calificada en la Cámara Baja, el verdadero reto de la oposición será la forma en que van a presentarse como una alternativa encaminados al 2024.

En cambio, el único reto que tiene Morena es hacer lo mismo que en el 2018; cooptar el número suficiente de diputados, para ganar la presidencia de la Junta de Coordinación Política, órgano de dirección de San Lázaro. 

“Salvo el tema de la reforma constitucional, Morena puede seguir haciendo muchas cosas para impulsar su propia agenda de gobierno (…) A primera vista, el panorama al interior de la Cámara de Diputados no cambiaría”, dijo. 

Asimismo, Fernando Dworak añadió que el escenario político se alista para moverse en los próximos años, ya que la configuración de las fuerzas políticas se transformará en la mayoría de los estados, por lo que “hay que comenzar a pensar que los partidos se van a descentralizar a partir de este proceso, y quizá eso será un buen indicador porque así la ciudadanía podrá intervenir mejor en los procesos de tomas de decisiones”, añadió. 

Órgano proactivo

Por su parte, Marco Antonio Baños, exconsejero del INE, opinó que ante la incógnita sobre el esquema de negociación que deberán tener los partidos, el comportamiento de éstos podría generar una Cámara de Diputados más proactiva, con equilibrios adecuados.   

“El panorama es distinto, Morena ya no tiene una mayoría calificada aplastante como la que tuvo en la composición anterior en la Cámara y podríamos tener, dependiendo del comportamiento del PAN y el PRI, una Cámara más proactiva para generar los equilibrios adecuados respecto a los proyectos y decisiones que va tomando el presidente Andrés Manuel López Obrador”, consideró.

Los resultados electorales muestran que, desde su punto de vista, Morena no ganó todo, pero tampoco perdió, aunado a que el PAN y PRI recuperaron algunas posiciones, pero sin conseguir los porcentajes del pasado. 

Asimismo, María Marván Laborde, expresidenta del Instituto Federal Electoral, señaló que fue evidente que la gran prioridad de la alianza Va por México fue hacerle contrapeso en el Congreso a Morena, pero que si bien no le quita la mayoría absoluta si va a ser mucho más difícil que el presidente López Obrador logre sus reformas. 

“Morena pierde un poco, pero no pierde el control, aunque no va a poder hacer reformas constitucionales”, detalló.

En tanto, luego de señalar que claramente Morena se mantiene como un partido con gran mayoría en el Congreso dijo que es de destacar que la oposición del PAN y PRI le podrían hacer frente. 

Mientras que, en el caso del PRD, dijo, se notó un debilitamiento al estar al límite de perder su registro. Sobre el PVEM, la politóloga describió que se mantiene como un partido acomodaticio, que nuevamente se vendió al partido en el poder, lo cual le va a generar grandes réditos que harán muy cara su votación al ser indispensable para Morena.

politica@eleconomista.mx