Morena en la Cámara de Diputados propuso establecer medidas para la protección y reintegración a la sociedad de menores de edad vinculados con la delincuencia organizada hasta su mayoría de edad.

La diputada de Morena, Lorena Villavicencio, y su compañero de bancada, Porfirio Muñoz presentaron una iniciativa que reforma los artículos 28 y 148 de la Ley Nacional del Sistema Integral de Justicia Penal para Adolescentes.

La propuesta sostiene que el uso de niños, niñas y adolescentes para la delincuencia ha sido una práctica que los grupos criminales han visto como una oportunidad en el reclutamiento y entrenamiento de los menores dentro de sus operaciones delictivas.

En el documento, los legisladores refieren que de acuerdo con expertos, los niños son víctimas de secuestros o sus familias son extorsionadas para obligarlos a trabajar para delincuentes; algunos más se han unido por miedo o porque era su única alternativa de empleo, en el menor de los casos, los adolescentes deseaban unirse a las bandas.

En ese sentido, los congresistas resaltaron que es necesario considerar a las y los menores como sujetos plenos de derecho que requieren de medidas específicas de protección distintas a las de los adultos para que puedan desarrollar plenamente sus capacidades.

Refirieron que de acuerdo con el Informe alternativo sobre la situación de garantía de derechos de niñas, niños y adolescentes en México, de la Red por los Derechos de la Infancia México, indicó que los efectos de la corrupción y la cooptación de las instancias de la administración pública por parte de los grupos del crimen organizado ha agravado la situación.

Entre los años 2000 y 2012, la tasa de muerte por homicidio en niños, niñas y adolescentes de 0 a 17 años pasó de 1.7 muertes por cada 100,000 habitantes a 4 muertes por cada 100,000, es decir un aumento de 235 por ciento.

Los diputados de Morena fundamentaron que la Ley Nacional del Sistema Integral de Justicia Penal para Adolescentes se aplicará a quienes se atribuya la realización de una conducta tipificada como delito por las leyes penales y tengan entre doce años cumplidos y menos de dieciocho años de edad, y que sean competencia de la federación o de las entidades federativas, en el marco de los principios y derechos consagrados en la Constitución

Finalmente, Lorena Villavicencio y Porfirio Muñoz consideran que los menores que han estado en contacto con el crimen organizado deben tener un especial cuidado respecto del resto de adolescentes.