El senador Ricardo Monreal acudió al Palacio de Gobierno del Estado de México a entregar una carpeta de archivos que demuestran la presunta triangulación de los recursos públicos.

Además, responsabilizó al gobierno estatal de lo que pueda ocurrirle a su familia y a él, tras denunciar que sus dos hijos que viven en Guadalajara, Jalisco, desde el viernes son vigilados por tripulantes de dos camionetas Suburban y una motocicleta.

No le tengo respeto a la clase política del Estado de México, a sus ciudadanos sí; sé a quién nos estamos enfrentando, porque es el grupo político más poderoso y corrupto del país. Bienvenidas las demandas, si de ellas afloran la verdad y la razón , declaró.

Pidió que las denuncias en su contra no distraigan de lo realmente importante, que es la impugnación de la elección presidencial por el uso y abuso de la campaña del PRI a la Presidencia, la cual no sólo rebasó los topes legales establecidos, sino que pervirtió las reformas políticas de las últimas décadas .

En respuesta, el secretario de Gobierno, Ernesto Nemer, rechazó las aseveraciones de Monreal sobre sus hijos.

El funcionario dijo que el legislador no tiene fundamento para decir que desde el gobierno estatal podría emanar dicha acción.

Añadió que mantendrán su posición de salirse de la discusión de la presunta manipulación de recursos públicos para beneficiar la campaña de Enrique Peña Nieto.

Todo por la vía legal, porque vivimos en un Estado de Derecho. El Gobernador sí cree en las instituciones , afirmó.